Y la rutina en pareja… ¿qué tal?

“Ya no me quiere como antes, está claro que le aburre hablar conmigo, ya no nos divertimos juntos, si es que no me escucha… ¿alguna vez hubo pasión entre nosotros?”

Los que vivimos en pareja o alguna vez la hemos tenido, sabemos que todas las relaciones, en algún momento, entran en una fase que incluye la temida rutina. Si lo piensas bien, en parte es una buena noticia; sería agotador estar toda la vida sintiendo una pasión desbocada por alguien, no nos quedaría energía para hacer otras cosas, y ya sabemos que los mortales necesitamos más cosas y tenemos una encantadora tendencia a buscar el equilibrio entre las distintas áreas de nuestra vida.

Y aún y así… quien más quien menos querría hacer algunas mejoras en su relación. El viernes pasado trabajamos en esto en el taller que hicimos sobre comunicación en pareja. Comentamos el peso que en nuestro bienestar y en nuestra satisfacción general con la vida, tiene la calidad de nuestra relación de pareja en cada momento, habida cuenta de la cantidad de tiempo que pasamos juntos y de lo mucho que solemos compartir.

Tómate un rato para contestarte con honestidad a estas preguntas: cuando algo no marcha del todo bien… ¿qué sueles hacer? ¿Te quejas? ¿Esperas a que el otro cambie o busque soluciones? ¿Cómo te comunicas en esos momentos?Presentación1Hoy voy a compartir algunas prácticas que a mí me han servido para incorporar nuevos buenos hábitos a esa “rutina”:

Callarme: sí, algunos hemos aprendido que una buena pareja se pasa toooooooooodo el día hablando, que cuando uno está a gusto tiene que estar hablando permanentemente y si no hablas constantemente es que te pasa algo. Además, cuando yo hablo todo el rato, en cierto modo estoy asumiendo la responsabilidad sobre la comunicación en la relación. Por tanto, cállate un poquito y deja hablar al otro si quiere… y si no quiere, no pasa nada, disfruta de vez en cuando del silencio compartido, puede ser muy agradable. ¡Ah! Y prepárate para la reacción de tu pareja, al principio estará desorientada… pensará que te has enfadado, explícale que estás tan a gustito y que va todo bien, dale tiempo.

Transmite explícitamente tu cariño y gratitud: ¿a ti no te gusta que lo hagan? Díselo con palabras, con gestos de complicidad, sonrisas, contacto visual y de vez en cuando algún detallito. ¿Quién mejor que tú sabe lo que a tu pareja le gusta?

Propón otros planes: investiga, pregunta por ahí, piensa ¿qué otras cosas podríais hacer? A todo el mundo le gusta divertirse, seguro que si le planteas algo distinto, te dice que sí.

No te agobies: tómate tu tiempo, disfruta también de la rutina, no tiene que darte una fiebre anti-rutina, esta es una tarea para “corredores de fondo”. Adopta el objetivo de calidad frente a cantidad.

Cuídate mucho: En todos los sentidos: físico, personal, profesional, social… nada resulta más atractivo que relacionarse con alguien que se siente a gusto consigo mismo. ¿Te has preocupado tanto por los demás que te has descuidado un poquito últimamente?

Comparte tus logros y si tienes alguna pregunta, hablamos en lolahernandez.coaching@gmail.com


2 responses to “Y la rutina en pareja… ¿qué tal?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: