Archivo de la etiqueta: coaching profesional

ReorientaT

¿Te suena esta historia?: Llegas a Alemania, tal vez vienes a probar suerte huyendo de la situación que hay en nuestro país, o a lo mejor tienes aquí amigos o acompañas a tu pareja que se ha trasladado a estas tierras por motivos profesionales.

Cuando empiezas a pensar en qué vas a hacer con tu vida laboral, tomas conciencia de varias dificultades: aquí no conoces a nadie, no tienes contactos, ni clientes, ni una trayectoria profesional reconocida. Por otra parte, es posible que en tu país tuvieses un buen curriculum, una buena formación – ya se sabe que la mayoría de los españoles estamos “überqualifiziert” en Alemania – es posible que ya hubieras empezado a acumular una cierta experiencia profesional en tu campo, sin embargo tu nivel de alemán, aún no te permite demostrar aquí lo mucho que vales y sabes. Cuando tratas de optar a puestos de cualificación inferior, te rechazan por estar sobrecualificad@.ReorientaT¿Qué puedes hacer en esta situación? Desde mi punto de vista y desde la experiencia de haber visto ya a muchos clientes que han recorrido ese camino, se empieza a salir de ese círculo de limitaciones cuando se da un paso atrás y se enfoca el tema con más perspectiva. ¿Qué tal olvidarte un poco de lo que eras hasta ahora, de lo que hacías y tomar contacto con las posibilidades que tienes ahora?

Estas empezando una nueva vida, una nueva e importante etapa de tu camino para la que te vendrá bien abrir mucho los ojos y generar cuantas más alternativas, por extravagantes que te parezcan, se te ocurran. Es un momento muy propicio para regresar a etapas más tempranas de tu vida, cuando soñabas con ser… ¿cuál era tu sueño? Cuando imaginabas despierto tu futuro ¿qué estabas haciendo? ¿Dónde te veías?

Un buen ejercicio para tomar contacto con tus verdaderas motivaciones es repasar tu vida, tomar conciencia de qué estabas haciendo en los momentos que más has disfrutado hasta ahora, qué cosas te hace feliz hacer, con qué disfrutas y después, tomar contacto con las actividades que se te da bien hacer, que suelen estar muy relacionadas con las que te hacen feliz. Pregunta a la gente que te conoce qué habilidades reconocen en ti, en qué tareas eres un artista.

Si sigues la metodología que te brinda el coaching, una vez que hayas definido qué es lo que te gustaría alcanzar en esta nueva etapa, empezarás a ver qué te falta para conseguirlo, en qué aspectos has de trabajar y qué cosas debes hacer. Los pasos que des a continuación para lograrlo, irán conformando tu plan de acción, y entonces empezarás a ver alternativas que ahora no ves: empezarás a ver que este trabajo, esta formación o aquellas prácticas, pueden representar un buen paso intermedio para alcanzar tu logro, y serás capaz de argumentarlo muy bien en una entrevista y en una carta de presentación, para que los entrevistadores dejen de rechazarte por estar sobrecualificad@.

Cuéntame qué tal te va en esta maravillosa aventura, recuerda que esto no ha hecho más que empezar y el camino estará lleno de oportunidades que tú podrás elegir aprovechar si están en tu plan de acción.


Coaching: el triple beneficio

Cada vez son más las organizaciones que incorporan el Coaching como una herramienta de desarrollo personal y profesional, y ya sabemos que las empresas no suelen hacer las cosas porque sí, cuando lo hacen es porque funciona.

El Coaching funciona porque permite transformar en resultados reales los mejores propósitos, ideas y propuestas de mejora, en el día a día de las personas y las organizaciones donde trabajan.

Cuando los directivos se preguntan ¿qué parte del CV de cada persona que contrato realmente se está aplicando al puesto de trabajo? La respuesta es sorprendente.
Y ¿por qué no se aplica un porcentaje mayor? ¿Es que no saben CÓMO hacer las cosas que ponen en su CV? ¿Es que no PUEDEN? o ¿Es que no QUIEREN?

El Coaching, entre otras cosas, trabaja con los frenos y obstáculos que la persona se encuentra en el camino que necesita recorrer para conseguir sus objetivos, y vela por la ejecución de las tareas que necesita completar para alcanzarlos.

Lo interesante es que al final de un proceso de Coaching, la organización se habrá beneficiado – comprobará que las cosas se HACEN -, pero el beneficio del Coachee (el protagonista del proceso, la persona que lo experimenta) será doble: por una parte, habrá conseguido transformar su potencial en resultados concretos relacionados con la META trabajada en su proceso, pero además obtendrá el “beneficio colateral” de mejorar su desempeño en otros objetivos profesionales y por supuesto, llevará en su mochila (la que se lleva cada dia a casa) la parte de estos beneficios que redundará en otras áreas de su vida personal.

Un proceso de Coaching es un proceso de Cambio que se acompaña de un Desarrollo Personal; al final del proceso, la persona alcanza los objetivos y además se desarrolla más como persona y este desarrollo es el mayor regalo que nos hacemos con esta experiencia.

Por tanto, si la organización en la que trabajas invierte en tu desarrollo personal, ¡aprovéchalo! Es una maravillosa oportunidad para ti.

Lola Hernández García

Coaching y Desarrollo Personal

Licenciada en Psicología por la Universidad Autónoma de Madrid, Máster en Dirección de RRHH por la Escuela de Organización Industrial y Experta en Coaching Personal por la Universidad Camilo José Cela. Más de 15 años de experiencia profesional en Gestión, Formación y Desarrollo de Personas, desde puestos de dirección.

www.lolahernandezcoaching.wordpress.com

lolahernandez.coaching@gmail.com

(Si encuentras interesante este contenido, compártelo, pero por favor, no realices cambios e incluye los datos de la autora… ¡gracias!)