Archivo de la etiqueta: Buenafuente

ConéctaT

Buenafuente lo comentaba el otro día en su genial programa en el aire, cuando entrevistaba al no menos genial Juan Luis Arsuaga: a veces estamos tan ocupados, hacemos tantas cosas, que cuando nos quedan un par de horas las dedicamos a actividades como ir al gimnasio y sin embargo, descuidamos cosas tan importantes como dedicar tiempo a conectarnos con nosotros mismos y con los demás.

Personalmente, lo he experimentado varias veces a lo largo de mi vida, sin ir más lejos en los últimos meses. Durante este tiempo he priorizado los proyectos profesionales sobre los personales y he descuidado estos últimos, especialmente, los que tienen que ver con la relación con los demás, con los míos, con las amigas y personas queridas en general, y siempre que hago eso, me pasa factura. Afortunadamente, las emociones me vienen a avisar: “¡eh guapa! Que todo esto que estás haciendo está muy bien, pero… ¿no te estarás olvidando de lo más importante? ¿Para qué te estás esforzando tanto si pierdes la conexión con el mundo? ¿Hace cuánto que no te diviertes de verdad?”. Entonces me acuerdo de los momentos especiales que he pasado con amigas como Manina, de los vinitos con Sanne, las tapas con María o las cañas por Skype con Graciela, por citar a alguna de mis buenas y comprensivas compañeras de aventuras vitales varias.

Y me vuelvo a conectar, y lo mejor es que ellas siguen estando allí, encantadas de retomar planes y saber unas de las otras, y mis emociones me vuelven a dar feedback: “vale, ahora sí vamos bien otra vez, sigue así artista”.

¡A lo mejor a ti también te pasa lo mismo! ¿Cuánto tiempo hace que no le envías un wasap a…? Pero no un chiste impersonal… un mensaje cercano… seguro que le encantará leerT…


Alimento para el corazón

Esta semana leía una entrevista a Buenafuente con motivo del año de descanso que se va a tomar en su programa de humor; Andreu, a quien admiro y quien desde hace ya muchos años es toda una fuente de inspiración y un referente para mi, comentaba que en estos años se ha enamorado de su público, y que ellos han sido la razón de su trabajo, que todo lo hace PARA ellos.

Las personas que trabajamos en Desarrollo Personal, sabemos que cuando tienes un PARA QUÉ en tu vida = UN PROPÓSITO, no hay nada que te pare, todo cobra una nueva dimensión, un sentido… En Escuela de Inteligencia, nos enseñaban que cuando el PARA QUÉ está claro, el CÓMO lo hago y el QUÉ hago… salen automáticamente, vienen rodados.

¿Has pensado en tu PARA QUÉ? ¿Para qué te levantas cada mañana? ¿Para qué vas a trabajar? ¿Para qué inviertes tu tiempo en tareas domésticas? ¿Para qué haces las cosas?

Yo hace tiempo que tuve “la suerte” de encontrar mi para qué, mi propósito, y tiene mucho que ver con compartir lo que sé, con contribuir con la sociedad a través de los invidividuos con los que contacto, con apoyar a otros a que sean más libres y por ende, más felices, porque como dice Buenafuente, yo también lo hago por ellos… su alegría, sus logros, sus descrubrimientos, su crecimiento personal es una alegría para mi corazoncito, lo que siento cuando mis “niñas” de flamenco me dicen que nuestra clase del sábado es la alegría de la semana… ¡me llena de energía!

Y tú… ¿Cual quieres que sea tu LEGADO? ¿Cómo quieres ser recordado? Dale una vueltecita… y cuando lo encuentres, primero, ENHORABUENA… van a cambiar muchas cosas a partir de ahora… y segundo, recuérdalo siempre que te enfrentes con alguna dificultad… Pero yo… ¿para qué hacía esto? ¡Ah! Sí… ok, ¡adelante!

¿Te ayudo? Dime…