¡¿Hasta cuándo?!

  “Cómo me duele la espalda, otra vez”. “Como casi cada día, he tenido una mala jornada laboral”. “Una vez más, he discutido con…”. Hoy te invito a hacer un poco de introspección: observa durante unos días tus pensamientos ¿hay alguno que se repita con frecuencia? ¿Qué emociones acompañan a esos pensamientos? ¿Desde cuándo teSigue leyendo “¡¿Hasta cuándo?!”

Acción y Distracción

  Pensar es bueno, yo diría que incluso muy recomendable: observar, analizar información de forma objetiva, tomar conciencia de cosas importantes, saber por qué me siento enfadada o triste en un momento dado, tomar decisiones, planificar, etc. A pesar de ello, hay ocasiones en las que conviene evitar pensar: –          Cuando estás dándole una ySigue leyendo “Acción y Distracción”