Archivo de la etiqueta: Coaching en Alemania

Vive el presente

 

Lo sabemos… y sin embargo con frecuencia lo olvidamos: el presente es lo único que existe, el pasado pasó y el futuro aún no ha llegado.

Y sin embargo, con cuanta frecuencia nos juzgamos por lo que no hicimos: por no haber estudiado suficiente, por no haber cuidado más aquella relación, por no haber trabajado mejor, por no haber cuidado más nuestro cuerpo… ¡como si sirviera de algo lamentarse por el pasado!

En el otro lado, nos preocupamos mucho por lo que pueda pasar, tememos perder a nuestros seres queridos, tener dificultades con el trabajo, problemas económicos, de salud… ¡como si así estuviéramos previniendo que algo de todo eso pasara!

Pues si “agua pasada no mueve molino” y el futuro está por escribir, hoy propongo que vivamos el presente, que nos centremos en qué vamos a hacer hoy, en este momento, con relación a esos estudios, ese trabajo, esa relación o ese cuerpo que a lo mejor tenemos un poquito abandonado. Qué paso concreto vamos a dar hoy, recuerda que no tiene que ser un gran paso, puede ser pequeño, lo importante es que lo des.

hoy


ReorientaT

¿Te suena esta historia?: Llegas a Alemania, tal vez vienes a probar suerte huyendo de la situación que hay en nuestro país, o a lo mejor tienes aquí amigos o acompañas a tu pareja que se ha trasladado a estas tierras por motivos profesionales.

Cuando empiezas a pensar en qué vas a hacer con tu vida laboral, tomas conciencia de varias dificultades: aquí no conoces a nadie, no tienes contactos, ni clientes, ni una trayectoria profesional reconocida. Por otra parte, es posible que en tu país tuvieses un buen curriculum, una buena formación – ya se sabe que la mayoría de los españoles estamos “überqualifiziert” en Alemania – es posible que ya hubieras empezado a acumular una cierta experiencia profesional en tu campo, sin embargo tu nivel de alemán, aún no te permite demostrar aquí lo mucho que vales y sabes. Cuando tratas de optar a puestos de cualificación inferior, te rechazan por estar sobrecualificad@.ReorientaT¿Qué puedes hacer en esta situación? Desde mi punto de vista y desde la experiencia de haber visto ya a muchos clientes que han recorrido ese camino, se empieza a salir de ese círculo de limitaciones cuando se da un paso atrás y se enfoca el tema con más perspectiva. ¿Qué tal olvidarte un poco de lo que eras hasta ahora, de lo que hacías y tomar contacto con las posibilidades que tienes ahora?

Estas empezando una nueva vida, una nueva e importante etapa de tu camino para la que te vendrá bien abrir mucho los ojos y generar cuantas más alternativas, por extravagantes que te parezcan, se te ocurran. Es un momento muy propicio para regresar a etapas más tempranas de tu vida, cuando soñabas con ser… ¿cuál era tu sueño? Cuando imaginabas despierto tu futuro ¿qué estabas haciendo? ¿Dónde te veías?

Un buen ejercicio para tomar contacto con tus verdaderas motivaciones es repasar tu vida, tomar conciencia de qué estabas haciendo en los momentos que más has disfrutado hasta ahora, qué cosas te hace feliz hacer, con qué disfrutas y después, tomar contacto con las actividades que se te da bien hacer, que suelen estar muy relacionadas con las que te hacen feliz. Pregunta a la gente que te conoce qué habilidades reconocen en ti, en qué tareas eres un artista.

Si sigues la metodología que te brinda el coaching, una vez que hayas definido qué es lo que te gustaría alcanzar en esta nueva etapa, empezarás a ver qué te falta para conseguirlo, en qué aspectos has de trabajar y qué cosas debes hacer. Los pasos que des a continuación para lograrlo, irán conformando tu plan de acción, y entonces empezarás a ver alternativas que ahora no ves: empezarás a ver que este trabajo, esta formación o aquellas prácticas, pueden representar un buen paso intermedio para alcanzar tu logro, y serás capaz de argumentarlo muy bien en una entrevista y en una carta de presentación, para que los entrevistadores dejen de rechazarte por estar sobrecualificad@.

Cuéntame qué tal te va en esta maravillosa aventura, recuerda que esto no ha hecho más que empezar y el camino estará lleno de oportunidades que tú podrás elegir aprovechar si están en tu plan de acción.


Guten Morgen! Und/y ¡Buenas Noches!

Sí… ahora lo explico… Este post está especialmente dirigido a aquellos que estamos aprendiendo el idioma local y convivimos con nativos de nuestro país de acogida.

Los españolitos e hispanohablantes medios somos muy dados a juntarnos con otros hispanohablantes (nativos o no) que hablen español, para, por una parte, poder comunicarnos cómodamente en nuestro propio idioma, y por otra, no exponernos a hablar mal el idioma local, pues tendemos a sentirnos avergonzados.

Ya hemos comentado muchas veces… que para llegar a hablar bien un idioma (y ya sabemos que esta es una necesidad indiscutible cuando vivimos fuera y aspiramos a tener un trabajo acorde con nuestras capacitaciones) tenemos que aceptar hablarlo mal durante un tiempo, más o menos largo, en función precisamente de lo mucho o poco que lo practiquemos con los nativos.

Pues bien, en ocasiones, todavía no tenemos trabajo, o trabajamos mucho en español, y el entorno profesional no facilita que aprendamos el idioma; sin embargo, algunos convivimos con nativos, para los cuales, ciertamente es un esfuerzo tratar de entenderse con nosotros en el idioma local, y muchas veces optan por la comodidad de dirigirse a nosotros en español. Claramente esta es una dinámica que no nos ayuda nada a adquirir el nuevo idioma.

Ante esta situación… ¡Un poco de imaginación hombre! Hoy te propongo dos ideas:

–          Un colega alemán, Frank Bannys, que como buen alemán habla magníficamente varios idiomas… incluido el español…  me sugirió la buena idea de destinar un día de la semana a hablar solo en alemán. Desde entonces, el domingo ha quedado instaurado como “día alemán” y hablamos todo el día en este idioma.

–          Por otra parte, para generalizar más el uso del idioma local, ahora “hemos” decidido que las mañana son en alemán (una está más despejada… ; ))) y las tardes/noches (cuando estamos más cansados) en español…

¿Al principio fue difícil? Sí… ¿Hemos tenido que discutir? Sí… ¿Ha merecido la pena el esfuerzo y las discusiones? Sí…

Así que los que conviváis con nativos (que mira que me lleva sonando rara la palabra durante todo el post… no dejo de visualizar “indios”), aquí tenéis un par de herramientas que podéis utilizar, si queréis… ¡Gracias y a seguir practicando!

CIMG2571


El Temido Invierno

Con el cambio de hora de este pasado fin de semana, los que vivimos „trasplantados“ en Alemania, sentimos cuando menos una cierta inquietud… los días se acortan, las horas de luz se reducen, no tardará en empezar a nevar y el escenario al que nos habíamos acostumbrado cambiará.

Ante esta situación podemos sentirnos aislados y esa sensación no ayuda nunca, y en nuestra situación menos… Reflexionando estos días sobre este tema, personalmente he detectado la necesidad de “darle un repaso a mis planes de invierno”… y hoy quiero compartir mis conclusiones por si a ti también te sirven.

El año pasado no puse las ruedas de invierno al coche, pensé que no tenía mucho sentido dado que mi experiencia en conducir por la nieve es bastante reducida… ¡Cuando nieva en Madrid es todo un acontecimiento! Este año ya tengo hora para cambiarlas, no quiero perder la libertad para utilizar el coche siempre que lo necesite, y si los alemanes pueden conducir con nieve, yo también… además, aquí no se organiza tanto caos y antes de que caiga el primer copo ya están las máquinas circulando por todas partes.

Durante este año, he trabajado mucho, he dedicado mucho tiempo a pensar en mi pasión y he disfrutado mucho de esta etapa, pero también soy consciente de que empieza una nueva maravillosa etapa, en esta voy a trabajar menos pero con más rendimiento. Eso significa que voy a tener más tiempo y energía para cuidar de mi tiempo libre: voy a estar más en contacto con los míos, voy a estar más en contacto con mis necesidades y voy a probar nuevas actividades de ocio ¿qué tal rematar mis habilidades para patinar sobre hielo?

Voy a fluir con el horario de invierno, los días de sol, como buena “lugareña” me echaré a la calle, seguiré madrugando para aprovechar las horas de sol y dejaré para las horas sin sol otras actividades… como por ejemplo la lectura, mi parte en la limpieza doméstica (la justa y necesaria) y otras “actividades” que me encantan como cocinar y dormir la siesta…

Aprovecharé que tengo casa nueva y que en invierno apetece menos salir a exponerse a las bajas temperaturas… para invitar a amigos a cenar, cocinar para ellos, disfrutar de ellos, compartir y tener conversaciones auténticas, más allá de las superficiales que el ritmo de vida que a veces llevamos nos permite tener.

Saldré a conocer los maravillosos cafés de Múnich, con la compañía de alguna de las muchas personas que he tenido la fortuna de conocer desde mi llegada. Hablaré más por teléfono, por Skype y dedicaré más tiempo a escribir mails para sentir la cercanía de mis seres queridos.

También habrá tiempo para seguir mejorando el alemán, disfrutar de mi gata, ir al gimnasio… La lista empieza a tomar forma… ¿Qué tal si haces la tuya? Tenla siempre a mano, especialmente los días de invierno y no dejes de contar conmigo si quieres aprovechar el invierno para hacer alguna nueva conquista personal o profesional … ¿por qué no? Los límites los marcas tú…


Pareja… ¿Preparad@ para la independencia?

¿Estás preparad@ para estar sol@? Si la respuesta es afirmativa, tengo buenas noticias para ti: estás preparado para tener pareja.

Con frecuencia, a la tensión propia de una discusión de pareja, se le une la que nos produce el miedo a la ruptura, sentimos que nos enfrentamos al abismo de… ¿y si después de esta discusión se acaba nuestra relación…? ¿Entonces… qué?

Es una buena pregunta… merece la pena que nos dediquemos un rato a contestarla… es importante.

Entonces….

… no tendría suficiente dinero para vivir

… se resentiría mi vida social

… me sobraría mucho tiempo

… vería menos a mis hijos

… mi vida sexual sería una lástima

… (completa por favor con las cosas que a ti te preocupen).

A continuación te sugiero: ponte ya a trabajar en ello:

¿Qué puedes hacer para cada uno de los “…”?

¿Qué recursos tienes?

¿Qué podrías hacer si “…”?

¿Hay cosas que puedes hacer ya?

¿A qué estás esperando?

Las discusiones de pareja son inevitables y yo diría incluso que más que necesarias. De lo que sí puedes prescindir si te pones manos a la obra es del pánico que en ocasiones nos puede llegar a producir la sola idea de vivir una ruptura.

El mero hecho de poner en palabras el temido “fantasma”, nos ayudará a desmitificar qué es eso “tan terrible” a lo que nos estaríamos enfrentando en el supuesto de llegar al final de la relación, y nos daría la posibilidad de preguntarnos… ¿Realmente sería tan terrible? ¿Qué oportunidades se esconderían detrás de esa situación?

Todos los días elegimos, sí…, todos los días elegimos mantener la relación que tenemos, y cuando uno se propone vivir la vida en primera persona, le gusta decidir libremente y no dejar que sea el miedo el que elija por uno.

Si te pones a trabajar en el tema, sentirás que puedes manejar la situación, confiarás en ti y en tus recursos (no suena mal… ¿verdad?) y podrás discutir con tranquilidad, dedicar toda tu atención y energía a resolver un problema de pareja no contaminado por el miedo… ¿recuerdas lo que decía Norberto Levy sobre él?

¿El tuyo es un caso complejo? ¿No sabrías por dónde empezar con el análisis y no digamos con el plan de acción? Llámame y te explico cómo lo podríamos hacer.


SOLTAR AMARRAS(2)

Comparto con vosotros esta presentación; contiene algunas claves interesantes sobre el rencor, el victimismo y la autorresponsabilidad que nos puede venir bien recordar ; >
¡Feliz Semana!