Archivo de la etiqueta: pas

Regalos del universo

Borja Vilaseca lo explica muy bien: la vida es una sucesión de experiencias que necesitamos vivir para aprender. De esta forma, todo lo que vivimos trae una enseñanza para cada uno de nosotros. En ocasiones – ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra…. (2… ó 117 diría yo… jajajaja) – necesitamos encontrarnos varias veces con la misma situación para extraer el aprendizaje que esta trae.

Yo personalmente, pasé buena parte de mi vida encontrándome gente que se comportaba de forma borde, que me hablaba mal, que me trataba mal y durante mucho tiempo, en el trabajo, en mi vida social, personal, me encontraba de forma recurrente con personas que reaccionaban de esta forma desagradable. Cuando esto ocurría, como buena PAS (persona altamente sensible) me sentía muy afectada, alterada e incluso bloqueada y ni de lejos era capaz de expresar “asertivamente” mi opinión o mis emociones: o no expresaba nada (si no tenía confianza con esa persona) o soltaba un exabrupto lo más malsonante posible que se me pudiera ocurrir en ese momento (cuando sí había confianza…).

Durante mucho tiempo pensé que el problema era mío, que yo debía estar haciendo algo equivocado para provocar esta reacción, que era mi culpa. Enseguida apareció el victimismo… “pobrecita de mí, con lo maja que yo soy y lo mal que me trata este personaje…, ¿por qué me tiene que tratar a mi así de mal? ¿Qué he hecho yo para merecer esto?”.

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

Poco a poco empecé a recorrer la senda del desarrollo personal: empecé a leer, a investigar, estudié psicología, hice cursos, me formé como coach, hablé con profesionales, con personas que tenían más experiencia de la vida y con el transcurrir de los años, aprendí muchas cosas: que yo era PAS, que podía desarrollar habilidades sociales como la asertividad para poner límites a los comportamientos agresivos de las personas, para aprender a expresar mis opiniones y mis emociones de forma adecuada, que podía trabajar la tendencia a tomarme las cosas de forma personal, que yo tengo un nivel de empatía muy superior a la media y por tanto para mí es fácil darme cuenta de cosas que otros no “ven”, etc. etc. …

Para poder transformar estos conocimientos en sabiduría – saber hacer se aprende HACIENDO… – empecé a entrenarme pasito a pasito con todas estas herramientas y ahí sigo; no todos los días son igual de fáciles, pero empiezo a sentir que, en mi camino de autoconocimiento, voy pasando de “nivel: no sé por dónde me viene el aire” a “nivel: asertividad avanzada” jajajaja.

Por cierto, cada vez me encuentro con menos comportamientos bordes ajenos… ¡curioso! ¿No?

Te dejo a continuación la programación del año que viene. ¡Ah! y no dudes en compartir este post con aquellas personas en las que hayas pensado mientras lo leías… 😉 ¡seguro que les viene bien también!

 

Folleto talleres MUC


¡A tu ritmo!

Preparando los talleres de noviembre para personas altamente sensibles (PAS), vuelvo a tomar conciencia de lo importante que es para nosotros estar muy en contacto con nuestro interior, con nuestro organismo, con nuestras necesidades físicas y velar por mantener nuestro propio ritmo.

Si te fijas, en general, vivimos una vida de “locos”, estamos hiperestimulados, pretendemos estar 8 horas (¡mínimo!) sentados frente al ordenador, al mismo tiempo que estamos 24 horas conectados a todo tipo de terminales electrónicos, queremos ejercer como padres, ir al gimnasio, comprar, cocinar, cuidar nuestras amistades… No sé vosotros, pero yo cuando leo esto empiezo a hiperventilar… 😉

Este ritmo no es natural para nuestro organismo, solo hace falta mirar a nuestro alrededor para ver los niveles de estrés que respiran quienes nos rodean. Para los PAS, este ritmo es especialmente pernicioso.

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

La buena noticia es que hoy más que nunca, precisamente esas nuevas tecnologías que tanto nos estresan hacen también que gocemos de una flexibilidad y una libertad antes impensable, siempre que las utilicemos bien. Ha llegado el momento de dejar de seguir ritmos externos irracionales e innecesarios y empezar a mirar hacia dentro, sustituirlos poco a poco por ritmos más sostenibles y naturales. ¿Por dónde podemos empezar? Hay un montón de cosas que podemos hacer, una buena por la que podríamos empezar sería simplemente pararnos cada hora unos minutos a respirar, sí, así de fácil, RESPIRAR, SOLO RESPIRAR, sin teléfono… ni televisión, ni papeles, SOLO RESPIRAR.

¿Qué tal si empezamos a probarlo? Con la llegada de un nuevo mes, podemos empezar a cultivar un nuevo y beneficioso hábito… ¡es tan fácil!

Disfruta y me cuentas qué tal te va. Que tengas un noviembre BIEN VENTILADO 😉

En este enlace te dejo la programación de las próximas actividades en Múnich: Taller de GESTIÓN DEL TIEMPO contra el ESTRÉS en noviembre y grupo de DESARROLLO PERSONAL MENSUAL.

Si te ha servido algo de lo que has leído en este artículo y piensas que podría servir también a otras personas que estén lidiando con el tema, te invito a compartirlo.


Alta sensibilidad

Hoy quiero compartir con vosotr@s tod@s, queridos compañer@s de viaje, un hallazgo que me ha llegado nuevamente de mi querida amiga y neuropsicóloga favorita: Graciela.

Hace pocos días en el programa Crónicas de RTVE, echaron este interesante reportaje: Sensibilidad al trasluz

En este reportaje se describía un rasgo de personalidad que hasta ahora yo no sabía que se hubiera definido como tal: la alta sensibilidad. Hay incluso varios grupos de PAS (personas altamente sensibles) que periódicamente se reúnen para compartir experiencias y trucos. Además hay un blog muy recomendable para todos los que estéis interesados en el tema, que escribe la presidenta de la Asociación de PAS, , y que se llama “El don de la alta sensibilidad“.

A ver qué os parece, tal vez vosotros también os reconozcáis en este rasgo. El documental habla de que aproximadamente un 20% de la población posee este rasgo. Yo creo que somos muchos más, o al menos yo conozco a unos cuantos! Tal vez no todos seamos sensibles en la misma medida, pero desde luego todos pasamos por etapas en la vida en la que nuestra sensibilidad se incrementa y yo creo que es muy interesante conocer opciones, estrategias e información que nos puede ayudar a gestionar nuestras emociones en esos momentos.

Quiero destacar el enfoque positivo que en este blog se da a la alta sensibilidad, al describirla como un don. Comparto con sensibilidad y entusiasmo ese punto de vista, pues yo también creo que el mundo nos necesita, mucho… Es mucho lo que podemos compartir y aportar a esta sociedad, y mucho lo que podemos aprender si desarrollamos habilidades para gestionarnos en esos momentos.

Es una recomendación de alta sensibilidad ;D