Archivo de la categoría: Salud

¡A tu ritmo!

Preparando los talleres de noviembre para personas altamente sensibles (PAS), vuelvo a tomar conciencia de lo importante que es para nosotros estar muy en contacto con nuestro interior, con nuestro organismo, con nuestras necesidades físicas y velar por mantener nuestro propio ritmo.

Si te fijas, en general, vivimos una vida de “locos”, estamos hiperestimulados, pretendemos estar 8 horas (¡mínimo!) sentados frente al ordenador, al mismo tiempo que estamos 24 horas conectados a todo tipo de terminales electrónicos, queremos ejercer como padres, ir al gimnasio, comprar, cocinar, cuidar nuestras amistades… No sé vosotros, pero yo cuando leo esto empiezo a hiperventilar… 😉

Este ritmo no es natural para nuestro organismo, solo hace falta mirar a nuestro alrededor para ver los niveles de estrés que respiran quienes nos rodean. Para los PAS, este ritmo es especialmente pernicioso.

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

La buena noticia es que hoy más que nunca, precisamente esas nuevas tecnologías que tanto nos estresan hacen también que gocemos de una flexibilidad y una libertad antes impensable, siempre que las utilicemos bien. Ha llegado el momento de dejar de seguir ritmos externos irracionales e innecesarios y empezar a mirar hacia dentro, sustituirlos poco a poco por ritmos más sostenibles y naturales. ¿Por dónde podemos empezar? Hay un montón de cosas que podemos hacer, una buena por la que podríamos empezar sería simplemente pararnos cada hora unos minutos a respirar, sí, así de fácil, RESPIRAR, SOLO RESPIRAR, sin teléfono… ni televisión, ni papeles, SOLO RESPIRAR.

¿Qué tal si empezamos a probarlo? Con la llegada de un nuevo mes, podemos empezar a cultivar un nuevo y beneficioso hábito… ¡es tan fácil!

Disfruta y me cuentas qué tal te va. Que tengas un noviembre BIEN VENTILADO 😉

En este enlace te dejo la programación de las próximas actividades en Múnich: Taller de GESTIÓN DEL TIEMPO contra el ESTRÉS en noviembre y grupo de DESARROLLO PERSONAL MENSUAL.

Si te ha servido algo de lo que has leído en este artículo y piensas que podría servir también a otras personas que estén lidiando con el tema, te invito a compartirlo.


Entrena BONDAD

Hola a tod@s ya desde Múnich,

¿Qué tal habéis empezado el 2º trimestre del año? Yo quiero compartir con vosotros un interesantísimo artículo que he leído recientemente sobre el proyecto de Richard Davidson.

Davidson es Doctor en neuropsicología e investigador en neurociencia afectiva y ha investigado la base científica de las emociones y cómo repercute en nuestro cerebro la práctica de la meditación, entre otras interesantísimas investigaciones. Pues bien, Davidson sostiene que la base de un cerebro sano es la bondad, y no solo eso, la segunda interesante noticia es que la bondad se puede entrenar… 🙂

En el artículo encontraréis más información sobre la forma en la que se puede llevar esto a la práctica a través de la meditación. Aquí os copio el enlace: “La base de un cerebro sano es la bondad, y se puede entrenar”.

Nos vemos en Múnich y cada día un poquito más bondados@s 🙂

¡Ah! Si estás en Múnich, tal vez te apetezca pasarte por el taller de este mes: será el próximo sábado. Más abajo encontrarás el folleto, a lo mejor quieres pasárselo a alguien que necesite aprender a comunicarse mejor. Gracias por ello y… ¡Nos vemos! 🙂

Folleto


Hay que cuidarse…

Hoy me ha pasado una cosa muy graciosa: resulta que he ido a buscar a mi abuela a la residencia y después de intentar localizarla por varios sitios (tengo una abuela muy inquieta) me han enviado al salón de la misa. Cuando han terminado, mientras esperaba a ver si encontraba a mi abuela, veía salir a todos los mayores con un tono grisáceo en la cara… y como soy un poco despistada, yo decía para mí: “hay que ver cómo se está cebando el cáncer de piel con las personas mayores… ¡qué suerte tiene mi abuela!”… poco después he descubierto que hoy es miércoles de ceniza… (jajajajajaja) y eso es lo que llevaban todos los abuelos marcado en la frente…

En fin… risas a parte, sí quería aprovechar este tema para reflexionar sobre la virulencia de los casos de cáncer que se están dando en nuestra sociedad con cada vez más frecuencia. Comentando ayer este tema con una persona que lo conoce muy bien, me hablaba de la necesidad de cuidar nuestra salud de forma preventiva, englobando en este término no solo la física, sino también la mental.

Pensando en ello, creo que esto puede tener que ver con lo que os comentaba antes sobre el victimismo. Sí es necesario aceptar aquellas cosas que suceden y que nosotros simples mortales no podemos cambiar, y al mismo tiempo, es fundamental estar muy en contacto con nuestro interior, con nuestras necesidades e ilusiones, para ponernos en marcha, para no aceptar situaciones que no tenemos por qué aceptar y luchar para conseguir una vida que nos haga lo más felices posible, pues así como la infelicidad puede degenerar en enfermedad, la felicidad muchas veces trae salud, física y mental.

¿A ti qué te parece? ¿Quieres compartirlo?

Por cierto, hablando de cuidarnos, tal vez te apetezca asistir al taller de equilibrio y autoestima que haremos en Madrid el próximo sábado 25… ¡será el último hasta junio! Así que si te animas a cuidarte… ¡¡allí nos vemos!! ¿Conoces a alguien a quien tal vez le vendría bien trabajar con herramientas de psicología y coaching para mejorar su autoestima y equilibrio personal? Puedes enviarle esta foto:

Folleto

 


Victimismo y PAS

¡Hola!

En el taller de hace un par de sábados sobre PAS (personas altamente sensibles) comentamos que los PAS tenemos el peligro de caer en el victimismo. Este peligro se incrementa si además procedemos de culturas hispanoamericanas, pues aunque tenemos características muy envidadas por miembros de culturas anglosajonas – por ejemplo la alegría, la pasión y la solidaridad – también tenemos la tendencia de practicar el hábito de la queja.

Cuando nos situamos en una posición victimista y quejica, ponemos el foco de atención en lo mal que nos trata la vida, lo desconsiderados que son los demás cuando se dirigen a nosotros y la mala suerte que tenemos… Frente a esta opción, veíamos el sábado, tenemos otra mucho más atractiva, la posición del empoderamiento: en ella aceptamos que hay cosas que no vamos a poder cambiar, que no dependen de nosotros – en ocasiones por ejemplo, no vamos a poder evitar sentirnos sobreactivados – sin embargo, podemos entrenarnos en poner el foco de atención en tooooooooodo lo mucho que sí podemos hacer, en la cantidad de cosas que sí dependen de nosotros. Siguiendo con el ejemplo PAS, podemos practicar la meditación, trabajar en encontrar nuestro propio ritmo (que es muy distinto al de las personas que tienen una sensibilidad media) y entrenarnos en redirigir nuestra atención hacia estímulos que nos hagan sentir bien, en vez de quedarnos bloqueados en una mala sensación, por poner solo algunos pocos ejemplos de lo mucho que podemos hacer para gestionar nuestro rasgo… 🙂

En el taller de esta semana vamos a seguir trabajando con herramientas de coaching para, entre otras cosas, definir objetivos ilusionantes, hacer un inventario de fortalezas y obstáculos y empezar a trabajar en un plan de ACCIÓN, que ya sabéis, que es la “madre del cordero” para conseguir resultados diferentes y mejores.

Allí nos vemos si queréis, ya por poquito tiempo… todavía en los madriles. Encontráis toda la información en el pdf adjunto y no dudéis en compartirla con otras personas que estén necesitando utilizar herramientas de coaching para encontrar trabajo, adelgazar o encontrar el amor 🙂

¡Nos vemos!

Folleto


Programas de formación individual

Llevaba tiempo pensando en una fórmula profesional que me permitiese seguir compartiendo herramientas de desarrollo personal, de esas que a mí me sirven cuando las utilizo… 😉 a unos precios más accesibles para el común de los mortales, permitiéndome al mismo tiempo vivir de mi profesión, que es la forma más sostenible que se me ocurre de seguir compartiendo desarrollo personal sin tener que dedicarme a otra cosa… 🙂

Pues bien, este mes tan inspirador en Madrid he dado con la cuadratura del círculo: “Programas de coachingformación individual

Con estos programas podrás formarte y empezar a entrenarte de forma individualizada en nuevas habilidades y técnicas relacionadas con alguno de los siguientes temas:

  • Inteligencia Emocional
  • Gestión del tiempo contra el estrés
  • Habilidades de comunicación (Asertividad)
  • Alta sensibilidad (PAS)
  • Autoestima
  • Coaching
  • Técnicas de búsqueda de empleo en España o Alemania
  • (Re)Orientación profesional
  • Integración cultural en España o Alemania

Al tratarse de un entrenamiento individualizado a caballo entre el coaching y la formación, tiene un precio más económico que las sesiones de coaching puro, con la flexibilidad de adaptar la extensión de los contenidos y la distribución de las horas a tus posibilidades. Recomiendo dedicar entre 3 y 5 horas a estos programas, pero se pueden hacer en menos tiempo. Podemos tener sesiones de 1, 2 ó hasta 3 horas en función de tu disponibilidad y estas pueden ser presenciales, por Skype, telefónicas o una combinación de estas.

Programa formación individual

¿Tienes uno o dos amig@s interesados en estos mismos temas? Disfrutad juntos de alguno de estos programas y accederéis a precios aún más interesantes 😉

El participar en estos programas, te permitirá disfrutar de precios más competitivos si después quieres reforzarlos con sesiones de coaching puro.

¿Te parece interesante? ¿Algún comentario? No dudes en solicitar más información en: lolahernandez.coaching@gmail.com

Si tienes algún/a amig@ necesitad@ de entrenar este tipo de habilidades… ¡comparte!

 

 


Talleres en Madrid

Querid@s amig@s todos,

Ahora que ya hemos estrenado año, os cuento alguno de mis planes. ¿Recordáis el ejercicio que os propuse hace un par de meses? Consistía en definir a qué nos gustaría dedicar nuestro tiempo si fuésemos millonarios, tuviésemos todo el tiempo del mundo y no tuviéramos miedo. Pues bien, cuando yo lo hice, una de las cosas que salió fue compartir lo que sé en materia de desarrollo personal, lo que he aprendido con mi formación y experiencia, lo que a mí me ha servido en defintiva. Por esta razón, empiezo el año programando unos tallercitos en Madrid.

madre6

En mi caso, la palabra escrita es aún más fluida que la hablada… pero… ¿cómo mejoramos en esta vida? ¡Afrontando retos y desafíos! Así que me pongo a ello y ojalá que nos encontremos en alguno. En concreto he planificado los siguientes talleres:

  1. 14 de enero: Inteligencia emocional: aprende a entender, aprovechar y gestionar tus emociones
  2. 28 de enero: Contra el estrés: gestiona tu tiempo
  3. 11 de febrero: Dile lo que le tengas que decir pero díselo bien: comunicación (en pareja) asertiva
  4. 25 de febrero: ¿Me falta un tornillo? No, tal vez seas una persona altamente sensible: PAS (Personas altamente sensibles)
  5. 11 de marzo: Quiero conseguir mis objetivos pero no sé por dónde empezar: utiliza autocoaching (Trabajaremos con dos ejemplos: encontrar trabajo y perder peso)
  6. 25 de marzo: Realmente… ¿es esto la vida?: encuentra tu equilibrio y recupera tu autoestima

 

¿Cuándo?: Sábados de 10:30 a 13:30 h

¿Dónde?: Madrid

Precio: 40 €. Bono: 3 talleres por 100 €

¡Reserva ya tu plaza en lolahernandez.coaching@gmail.com! El espacio disponible por el momento es limitado 😉

¿Me ayudas a compartirlo?


¿Celos@ yo?

Sí, tú… yo sí desde luego, he mejorado mucho con los años pero aún siento celos y es claramente un área de mejora todavía para mí, por eso quiero compartir algunas reflexiones al respecto con vosotr@s, por eso y porque un@ de vosotr@s ha tenido a bien compartir esta inquietud y pedirme que escribiese sobre el tema, y ya sabéis que vuestros deseos son órdenes para mí 🙂

Yo creo que para sentir celos se tienen que dar tres aspectos: comparación, juicio negativo y miedo. Sentimos celos cuando nos comparamos con los demás y al mismo tiempo, hacemos un juicio negativo sobre nosotr@s mism@s como resultado de esa comparación, lo que a su vez nos hace temer perder a nuestr@ amad@. La persona con la que nos comparamos, siempre es más joven, alta, guapa, delgada, inteligente, interesante, enigmática, exitosa… que nosotr@s y eso lo interpretamos automáticamente como una señal de peligro.

3

¿Hay algo que podamos hacer al respecto? Por supuesto que sí… 🙂 Como siempre, el coaching nos ayuda a definir acciones concretas. En primer lugar, ¿qué tal si empezamos a dejar de compararnos con el resto de los seres humanos? Compararnos con los demás… ¿nos aporta algo? Hombre sí, yo creo que hay una parte valiosa en el hecho de compararnos con los demás, y es que nos permite tomar conciencia de aspectos que los demás presentan, que creemos no poseer y que son lo suficientemente importantes como para llamar nuestra atención. Una vez que hemos tomado conciencia podemos hacer algo para introducir un poquito más de misterio en nuestra relación, cuidar más la ropa que llevamos, o cultivarnos un poco en temas de nuestro interés, por poner unos ejemplos. En definitiva, comparación sí para aprender y hacer cosas por nosotr@s, no para “machacarnos”.

A continuación podemos trabajar en los autojuicios que hacemos. ¿Por qué crees que tu pareja se enamoró de ti? Si ya no te acuerdas… ¿qué tal si se lo preguntas? A lo mejor te sorprendes… pero seguramente lo que le enamoró fue tu forma de SER, y eso es algo muy personal que no se puede encontrar en otra persona. ¿Por qué te enamoraste tú de ella? ¿Por su belleza perfecta, su cuerpo hercúleo y su inteligencia sin límites? O porque hay algo en su SER que te conquistó. ¿Qué tal revisar el autoconcepto que tienes de ti y poner en valor tu SER y todo lo que ERES.

Y por último, el miedo a ser abandonados… Si yo soy una persona que se conoce, valora, cuida y que aprende más y más cada día sobre sí misma y sobre la vida… ¿realmente sería tan terrible que mi pareja me dejase? ¿Crees que es probable que eso sucediera? Y aún en el caso de que esto ocurriese ¿se acabaría el mundo? O más bien… ¿empezaría una nueva etapa para ti? ¿Es posible que esa etapa fuera incluso mejor? Por otra parte, llegado el caso… ¿realmente querrías mantener una relación con una persona que ya no te quiere?


Hani hani (@)

Esta nuestra vida tiene momentos estupendos, no carentes de otros menos estupendos que pueden aportar experiencias de desorientación o incluso de desolación a nuestra existencia. Hasta ahí estamos de acuerdo ¿no? Quién no se ha quedado alguna vez sin trabajo, se ha separado o ha experimentado una pérdida importante…  Vamos a dar un paso más: ¿qué es lo que hace que en esos momentos sintamos desorientación y desolación? Pues yo creo que en buena medida la falta de confianza.

Si tú también perteneces a la categoría de “personas altamente proactivas” y además un poquito perfeccionistas e impacientes, puede ocurrir que ante alguna de estas circunstancias pases masivamente a la acción y quieras ver resultados “rapidito… ¡¿eh?! Que no tengo toda la vida…” y sin embargo las cosas no siempre funcionan así. Y digo más, por fortuna no funcionan así, y aquí entro en una esfera más trascendental.

Independientemente de las creencias que cada uno pueda tener, yo personalmente creo que la vida tiene un plan para nosotros, en el que por supuesto nosotros podemos influir, lo hacemos constantemente, y al mismo tiempo, pertenecemos a un conjunto más amplio de seres, experiencias y procesos con los que interactuamos de una forma tan compleja e increíble que cada uno acaba viviendo lo que necesita en el momento adecuado y en las circunstancias adecuadas para que se produzcan los aprendizajes correspondientes.

3

Desde que estoy convencida de que las cosas suceden cuando tienen que suceder, cada vez me desespero menos tratando de forzar lo que tal vez no tiene sentido para mí que suceda y abro más los ojos, observo, reflexiono y acepto, los tiempos que tiene mi vida, el feedback que me da y cómo se comunica conmigo. Las enseñanzas que estoy obteniendo son inagotables, no puedo evitar sonreír al recordar algunas, como aquella pareja o aquel trabajo o aquella ciudad que no eran para mí porque simplemente la vida tenía otros planes a su debido momento, cuando se dieron las circunstancias adecuadas…

¿Tú qué crees? ¿A ti también te ha enseñado esto la vida? A lo mejor te viene bien tenerlo presente la próxima vez que tú o alguien de tu entorno, se encuentre tratando de forzar los acontecimientos. ¿Quieres compartirlo con alguien más?

(@) Expresión que utilizan los saharauis cuando alguien trata de hacer una predicción sobre lo que pasará. Ellos contestan “Hani hani” que es una forma de decir, “tranquil@, será lo que tenga que ser” 🙂


Risas… ¡cuantas más mejor!

Una reunión que se tuerce, el niño que se pone malo, abres la nevera y no hay nada para hacer la cena, con lo cual, corre al supermercado antes de que cierre… Cosas así nos ocurren a tod@s casi a diario. Son contrariedades, dificultades o sucesos que nos complican un poco la vida y pueden hacer que nos pongamos serios, nos estresemos o nos enfademos.

No siempre se puede evitar que una reunión se tuerza, que un niño enferme o que se acaben los productos frescos de la nevera, pero lo que sí podemos hacer es contraatacar activamente para no quedarnos anclados en un gesto serio, estresado o enfadado, más tiempo del estrictamente necesario.

¿Se te ocurre alguna idea para iniciar ese contraataque efectivo? A mí un montón y, entre ellas, hoy quiero hacer nuevamente énfasis en la risa y el humor como recurso a nuestra disposición para ser utilizado e incentivado. Vamos a recuperar esa sensación ¿cómo te sientes cuando te ríes? ¿Qué le pasa a tu cuerpo cuando lo haces? ¿Y a tu mente? La risa nos relaja, mejora la actividad de nuestros sistemas respiratorio y circulatorio, fortalece nuestro sistema inmunitario y ayuda a regularse al sistema endocrino. Por si esto fuera poco, activa emociones positivas, nos ayuda a ver las cosas con otra perspectiva y a desdramatizar, a renovarnos de energía, además de a regenerar y retroalimentar nuestro lado divertido y por tanto, a que cambie ese gesto serio o estresado, transformándose en otro mucho más simpático.

3

Te animo por tanto a investigar qué es lo que te hace gracia ver o leer, con qué cosas disfrutas, con quién te ríes más y que a continuación planifiques activamente actividades para reír, exactamente igual que lo haces con las “obligaciones familiares y profesionales”, de manera que a diario reserves al menos un rato para el humor y te entrenes poco a poco en volver a ver el lado divertido de la vida; y digo “volver a ver”, porque cuando éramos niños lo hacíamos constantemente… lo traíamos ya programado de serie “en el disco duro” y ahora simplemente vamos a recuperar una habilidad que ya tenemos por tanto en nuestra caja de herramientas.

En mi caso, no hay nada que me haga más gracia que los programas de Andreu Buenafuente y Berto Romero, igual que sé que una conversación con mi hermano David encierra unas cuantas carcajadas aseguradas, o que los comics de Mafalda y Maitena, las aventuras de Bridget Jones y las obras de Eduardo de Mendoza o David Trueba, siempre me aportan muy buenos y cómicos ratos, además de la Serie Olmos y Robles, por citar solo algunos ejemplos.

¿Qué te parece? ¿Te animas a reír más? Pues una buena forma de hacerlo es compartir risas así que no dejes de estimular a otros tú también a poner en práctica sus habilidades humorísticas 😉


Pérdida y aceptación

Hoy abordamos el período estival con una reflexión que tiene que ver con los cambios imprevistos. Y es que a veces en la vida, las cosas suceden así: de repente. De repente recibes una noticia, de repente cambia algo importante, experimentas una pérdida o sucede algo que cambia completamente tu rutina profesional o personal.

Cuando hablamos de cambios imprevistos no deseados tenemos que mencionar a la experta por antonomasia en estas lides: Elisabeth Kübler-Ross. Esta científica suiza, dedicó parte de su vida a investigar sobre los procesos que viven las personas cuando están próximas a la muerte y desarrolló un famoso modelo sobre las etapas de duelo por las que pasamos cuando nos enfrentamos a cambios más o menos imprevistos y no deseados:

  1. Negación
  2. Ira
  3. Negociación
  4. Depresión
  5. Aceptación

Aunque en principio estas etapas de duelo están referenciadas a sucesos como la pérdida de un ser querido o el diagnóstico de una enfermedad terminal, también se pueden dar en una versión tal vez más “suave” en  cualquier episodio de cambio no deseado y repentino.

3

Hasta llegar a la fase de Aceptación, vamos a experimentar emociones: vamos a tratar de negar o rechazar lo que ha pasado – esto no puede ser verdad –, vamos a resistirnos con rabia más o menos acentuada a la pérdida que se avecina, pasaremos por una etapa de ajuste – vale, ya que tengo que aceptar pulpo como animal de compañía, quiero al menos decidir en qué habitación lo voy a alojar – y experimentaremos también la tristeza más o menos intensa de la pérdida. Un aspecto fundamental durante todo este proceso es la aceptación de las propias emociones que vamos a sentir. Es tiempo de permitirnos estar tristes o sentir enfado, sin aferrarnos a esas emociones, pero sin tampoco meterlas debajo de la alfombra o tratar de disimularlas. Tomarnos tiempo para dejar salir nuestra rabia o para sentir nuestra tristeza facilitará el avance por estas etapas, hasta la deseada aceptación.

Pues te dejo investigando un poco sobre estos procesos y tal vez repasando cómo te has enfrentado anteriormente a las pérdidas, ¿tal vez te quedaste atascad@ en alguna etapa? ¿Hay algún proceso por concluir o alguna emoción retenida? A la luz de este sabio modelo ¿qué podrías hacer de forma diferente para encajar y aceptar las pérdidas futuras? ¿Conoces a alguien que haya sufrido una pérdida recientemente? ¡Comparte! 🙂