Archivo de la etiqueta: cambios

En enero cambio… ¿para quién?

¡Hola a tod@s!

Feliz 2015 recién estrenado y listo para ser vivido, sentido y dentro de lo posible, disfrutado.

Hoy quiero empezar el año compartiendo un texto de Phil Bosmans que me ha hecho reflexionar:

 “Cambiar el mundo

La mayoría de las personas pretenden cambiar el mundo sin cambiar ellas.

Los otros han de cambiar.

Los de arriba, dicen los de abajo.

Los de abajo, dicen los de arriba.

Los hombres, dicen las mujeres.

Las mujeres, dicen los hombres.

Y comenzamos a intimidar y a presionar.

Difícilmente comprendemos que nadie tiene derecho a obligar a cambiar a los demás.

Solo convicción, solo entendimiento, solo la amistad puede hacerlos cambiar.

Quien pretende cambiar con violencia a los seres humanos es un dictador.

El hombre es el único ser que tiene capacidad de cambiarse a sí mismo.

Solo así cambiará el modo y la manera del humano y común vivir.

Las estructuras sociales no se pueden cambiar solas.

Las hacen los hombres.

Los hombres las sostienen y las soportan.

Si no cambian los hombres nada cambiará.

¿Cambiar el mundo? Empezaré ahora mismo… ¡por mí!

 Phil Bosmans

 

Esta reflexión llega en un momento muy oportuno, es tiempo de cambios, de cierre y apertura de ciclos, de nuevos proyectos, de cambio… Y tú… ¿qué quieres empezar a cambiar en 2015?

Salu2 cariñosos desde Múnich, y… ¡Feliz CAMBIO NUEVO!


Cambios

 

Muy buenas,

mientras preparaba el próximo Taller que haré en unos días para el Instituto Cervantes de Múnich, me encontré con una tabla que vimos en su día en clase y que me gustó mucho recordar.

En esta tabla, nos explicaban los factores que intervienen en todos los cambios, algunos de los cuales pueden frenarnos y otros en cambio, motivarnos a salir de nuestra zona de confort, quitarnos la pereza de encima y arriesgarnos a cambiar patrones de conducta que no nos apoyan.

Como, según me leo, parece que estoy hablando en cirílico… Voy a explicarlo con un ejemplo: imagina que quieres hacer algo por ti, como por ejemplo, dejar de fumar. Llevas mucho tiempo pensándolo y no te decides a dejarlo porque anticipas un montón de “contras”: voy a engordar como un oso, voy a tener un humor de perros, y algunos otros animales más…

Pues bien, efectivamente, cuando te planteas dejar de fumar, a corto plazo, mantener la situación actual, es decir, seguir fumando, aparentemente es la más ventajosa, mientras que a largo plazo, parece que las cosas pueden empezar a complicarse: la salud, la economía, la convivencia social ahora que está prohibido fumar hasta en la calle…

Bien, siguiendo con la tabla y con el ejemplo: si decides dar el paso y dejar de fumar, cuando el cambio aún no está consolidado, ha habido una inversión a corto y a largo plazo, es decir: a corto plazo estás j… fastidiado, vale… estás dejando de fumar y eso a ratos es un poco incómodo (que conste que sé de lo que estoy hablando…), sin embargo, a lago plazo, el horizonte empieza a mejorar:  disminuye la probabilidad de infartos, te has ahorrado un pico y ya no te importa que no te dejen fumar.

Lo mejor de todo, es que cuando ya eres un exfumador orgulloso de haberlo conseguido, sorprendido porque después de todo no era para taaaaaaaaanto, ambos escenarios son positivos: a corto plazo ya no representa ningún problema y a largo plazo, todo son ventajas.

Ojala que recordar esta tabla te sirva cuando te plantees cambiar algo, dar un paso adelante e ir hacia ESO QUE TÚ QUIERES CONSEGUIR, pero si no terminas de decidirte, escríbeme a lolahernandez.coaching@gmail.com y estaré encantada de acompañarte un trecho de ese camino. ¡Gracias!