Archivo de la etiqueta: Comercio Exterior

Internacionalízate con Coaching

En estos días, los pequeños y no tan pequeños empresarios se enfrentan a situaciones especialmente desafiantes: es difícil alcanzar las previsiones de facturación y parece más complicado que nunca encontrar clientes que consuman nuestros productos o contraten nuestros servicios.

Ciertamente, la sostenida situación económica actual está poniendo a prueba incluso a las mentes más optimistas, vivimos una situación extraordinaria y se requieren soluciones extraordinarias. Afortunadamente, disciplinas como el Coaching, vienen a apoyar la necesaria transformación que necesitamos operar en la realidad, para alcanzar ese tipo de soluciones.

Las personas contamos con un potencial impresionante, sí, todas… tú también,  por ende, las organizaciones en las que trabajamos, también cuentan con un potencial increíble. Lo que ocurre es que no lo sabemos, no nos creemos que eso esté ahí, pero sí, está. En época de vacas gordas, nos podemos permitir funcionar a medio gas, que es lo que solemos hacer, trabajamos a un nivel de desempeño que está muy por debajo de lo que somos capaces de hacer. Gracias a situaciones como la actual, tenemos la posibilidad de ponernos a prueba, de desempolvar nuestras fortalezas, sí ,esas que ni siquiera sabemos que tenemos, pero… Si lo piensas, a lo largo de tu vida ¿En cuántas ocasiones te has encontrado diciendo: “quién me hubiera dicho a mi que yo iba a ser capaz de …”? ¿Y cuándo fuiste capaz de hacer eso? ¿Fue en una situación de dificultad? ¿Necesitabas hacerlo y ya está? Piénsalo: no hay mejor oportunidad que la crisis para sorprendernos de lo que somos capaces de hacer.

Pues bien ¿Qué te impide hacerlo ahora? En el área que nos ocupa hoy, cuáles son los obstáculos que te separan de la internacionalización de tus productos o servicios… ¿El idioma? Tal vez convendría que hablases un poco de inglés pero ¿Estás teniendo en cuenta que hay traductores e intérpretes que te pueden ayudar con tu web y en tus reuniones?

A lo mejor, hablas un perfecto inglés… (¡Enhorabuena!) lo que ocurre simplemente “ES QUE” no sabrías por donde empezar… bien ¿Te has parado a pensar que otros ya lo han hecho antes? Hay Asociaciones como ACOCEX (Asociación de Consultores de Comercio Exterior) que te pueden asesorar, hay profesionales que sí conocen el mercado en el que te quieres instalar ¿lo estás teniendo en cuenta?

… Vale… pero… ¿Cómo contacto con españoles en ese país? Afortunadamente, en la actualidad, por circunstancias profesionales o personales, somos muchos los españoles repartidos por todo el mundo, y también estamos en ese país en el que tú estás pensando.

Cuando las cosas van bien, el Coaching es un refuerzo, cuando las cosas van mal, es una necesidad. Esta disciplina nos apoya para que liberemos todo nuestro potencial y todo el potencial de nuestra organización, cuando nos orientamos al logro de soluciones extraordinarias; ese potencial que tanto necesitamos ahora, para que dentro de un tiempo, echemos la vista atrás y nos encontremos diciéndonos: “quién me iba a decir a mi, que en plena crisis del euro, iba yo a abrir una cadena de tiendas en Alemania”.


Coaching para Comercio Exterior

Salir al exterior, exportar a Alemania (como es mi caso), a Francia o a cualquier otro pais extranjero, supone empezar a hacer cosas diferentes a las que venimos haciendo hasta ahora, esto es: UN PROCESO DE CAMBIO.

Si haciendo las cosas que hacíamos hasta ahora hemos conseguido “x”, la PREGUNTA ES: ¿qué cosas tenemos que hacer ahora para salir al exterior exitosamente con nuestros productos o servicios?

Y ya sabemos que a las personas no nos gustan los cambios, no nos gusta salir de nuestra zona de confort, donde nos sentimos cómodos y muy importante: SEGUROS: “yo aqui me manejo, este es mi chiringuito, vamos a ver si no se me mueve mucho…”.

Cuando nos enfrentamos a un cambio, incluso cuando es un cambio deseado (no hace falta decir lo que ocurre si además es un cambio no deseado) afloran nuestras inseguridades, nuestros miedos y en definitiva, todas aquellas – como decimos en Coaching – creencias limitantes que hemos ido acumulando a lo largo del tiempo, asumiéndolas como propias, sin cuestionárnoslas, y que suponen un lastre para nuestro desarrollo y para el éxito de nuestros proyectos personales y profesionales.

Podemos tener la certeza, de que si no hacemos algo al respecto, nuestras creencias limitantes van a seguir ahí, y no solo van a seguir ahí, sino que van a crecer.

Un proceso de cambio, o lo que es lo mismo, un proceso de Coaching dirigido a un objetivo concreto, personal…, profesional…, ofrecer mis servicios al mercado alemán, llevar mis productos a Suiza, … , exportar a Austria, es una magnifica OPORTUNIDAD, un RETO, que me va a permitir, implicitamente analizar  mis creencias: descubrir las creencias potenciadoras y reforzarlas, y detectar para eliminar y desafiar todo aquello que me esta lastrando, que no me deja extender las alas, que no me deja desarrollar todo el potencial personal, todo el potencial de negocio, que llevo dentro, que tiene mi empresa.

En Coaching se define muy bien una META medible, específica, tangible y alcanzable, para que enfocándonos en ella, tengamos perspectivas reales de conseguirla.

Los psicólogos sabemos que aquello en lo que nos enfocamos crece, y aquello a lo que no dedicamos atención, acaba por extinguirse; la buena noticia es que esto afecta no solo a nuestros objetivos, sino tambien a nuestros problemas: ¿me estoy enfocando en mis miedos, en mis inseguridades, en lo que no controlo? O por el contrario ¿me estoy enfocando en las capacidades que ya tengo para conseguirlo, en qué quiero conseguir, en qué supondría un golpe de efecto para mi negocio?

En Coaching trabajamos con herramientas que nos ayudan a identificar nuestros puntos fuertes, aquellos en los que nos podemos y debemos apoyar para conseguir nuestros objetivos, y nuestras areas de trabajo en relacion a la META definida, las que después de un analisis suficiente, se traducirán en un plan de acción.

¿En qué areas necesitamos trabajar para salir al exterior? En mi caso, una muy clara fue el idioma; en Alemania necesito hablar alemán. Con el inglés me puedo defender, pero si quiero cerrar acuerdos comerciales, debo hacerlo en aleman. Además, en mi profesión son muy importantes los matices de la comunicacion con mis clientes, y necesito hablarlo correctamente. ¿Os imaginais que es lo primero que hice ya antes de ir a Alemania? ¿Cuál era la prioridad numero uno en mi plan de acción…? Sí, cuando llegue a Alemania ya tenía curso de alemán, con dirección, profesora, horario, calendario, transporte público identificado, libro…

Pongámonos entonces a trabajar para definir cuáles son esas acciones que nos van a apoyar en nuestros planes de salir al exterior, y por supuesto… pongámoslas en marcha!