Archivo de la categoría: Emprendedores

Programas de formación individual

Llevaba tiempo pensando en una fórmula profesional que me permitiese seguir compartiendo herramientas de desarrollo personal, de esas que a mí me sirven cuando las utilizo… 😉 a unos precios más accesibles para el común de los mortales, permitiéndome al mismo tiempo vivir de mi profesión, que es la forma más sostenible que se me ocurre de seguir compartiendo desarrollo personal sin tener que dedicarme a otra cosa… 🙂

Pues bien, este mes tan inspirador en Madrid he dado con la cuadratura del círculo: “Programas de coachingformación individual

Con estos programas podrás formarte y empezar a entrenarte de forma individualizada en nuevas habilidades y técnicas relacionadas con alguno de los siguientes temas:

  • Inteligencia Emocional
  • Gestión del tiempo contra el estrés
  • Habilidades de comunicación (Asertividad)
  • Alta sensibilidad (PAS)
  • Autoestima
  • Coaching
  • Técnicas de búsqueda de empleo en España o Alemania
  • (Re)Orientación profesional
  • Integración cultural en España o Alemania

Al tratarse de un entrenamiento individualizado a caballo entre el coaching y la formación, tiene un precio más económico que las sesiones de coaching puro, con la flexibilidad de adaptar la extensión de los contenidos y la distribución de las horas a tus posibilidades. Recomiendo dedicar entre 3 y 5 horas a estos programas, pero se pueden hacer en menos tiempo. Podemos tener sesiones de 1, 2 ó hasta 3 horas en función de tu disponibilidad y estas pueden ser presenciales, por Skype, telefónicas o una combinación de estas.

Programa formación individual

¿Tienes uno o dos amig@s interesados en estos mismos temas? Disfrutad juntos de alguno de estos programas y accederéis a precios aún más interesantes 😉

El participar en estos programas, te permitirá disfrutar de precios más competitivos si después quieres reforzarlos con sesiones de coaching puro.

¿Te parece interesante? ¿Algún comentario? No dudes en solicitar más información en: lolahernandez.coaching@gmail.com

Si tienes algún/a amig@ necesitad@ de entrenar este tipo de habilidades… ¡comparte!

 

 


Encantada de la vida

Hoy quiero compartir mi gratitud por las experiencias que estoy viviendo estos días en Madrid. Debo confesar, que después de 6 años en Alemania… pensé que me iba a costar adaptarme a la vida española, que la iba a encontrar en cierto modo extraña, sin embargo… estos días estoy teniendo la oportunidad de comprobar que sigo mucho más “españolizada” de lo que yo creía 😉

Realmente estoy disfrutando muchísimo de todo y de tod@s, de reencontrarme con la familia, los amigos, de seguir haciendo planes con los que todavía no he visto, de la maravillosa gastronomía española, de los parques conocidos y algunos otros que estoy conociendo ahora, de las calles de Madrid de día y de noche, de los escaparates de las tiendas de toda la vida – creo que en cualquier momento voy a empezar a hacer fotos a los milhojas, los torteles… mmmmm y todas esas cosas que no se ven en Alemania y que no me vienen bien para el azúcar ni para el colesterol, pero que me alegran el espíritu con solo mirarlas :).

Profesionalmente también estoy encontrando muchas oportunidades: congresos, conferencias y talleres que me permiten ponerme al día y reciclarme un poco, mi querido tutor, estimulantes compañeros de profesión y lo mejor de todo, un montón de gente querida, alguna de la cual hace unos cuantos años largos que no veo y sin embargo, me están apoyando muchísimo divulgando los talleres que estoy haciendo y organizándome cursos entre sus amigos y compañeros… ¡¡un millón de gracias a tod@s por ello!!

También estoy haciendo nuevos amigos y encontrando interesantes opciones para los amantes del Yoga como yo… aquí os dejo un enlace a un interesantísimo centro que ofrece un abanico de actividades y cursos para integrar cuerpo, mente y espíritu… VIDYA TAM ¡una maravilla!

No puedo evitar acordarme de mis amig@s en Alemania, con los que las tecnologías me permiten seguir en contacto y que envían también su apoyo y cariño desde allí… Va  a ser una gozada compartir con vosotr@s todo lo que me voy a llevar… ¡¡incluyendo un poquito de nuestra querida oferta gastronómica, claro!!

La experiencia está siendo tan agradable y positiva que… ¡¡en junio vuelvo otra vez!! No podré quedarme tanto tiempo, pero sí unos 10 diitas para disfrutaros y recargarme las pilas españolas jajajajaja.

Por cierto, hablando de talleres, aquí os dejo información sobre el próximo: será este sábado a las 10:30 h y todavía tenemos alguna plaza libre. ¡¡Aprovecha!! Y gracias por contárselo a tus amig@s 😉

folleto

Gracias por ello y lo dicho, ¡¡nos seguimos viendo en Madrid!! 🙂

 


Planeando 2017 y más

¡¡Hola compañer@ de aventuras!!

Mi maridito y yo teníamos un sueño y hoy puedo decir muy ilusionada que ya no es un sueño, ahora es un PLAN: vivir parte del año en España y parte en Alemania. ¿Que cómo lo estamos haciendo? Pues sencillamente poniendo nuestros conocimientos profesionales al servicio de nuestros objetivos personales. Llámalo coaching o gestión de proyectos, que viene a ser más o menos lo mismo, el caso es que desde hace un mes nos reunimos periódicamente y nos ponemos a trabajar: hemos definido qué es exactamente lo que los dos queremos y con el foco de atención bien puesto en ello y la convicción de que lo vamos a conseguir, estamos trabajando en definir qué acciones tenemos que emprender para conseguir nuestro logro y en agendarlas para avanzar por ese maravilloso camino que hemos iniciado. Los resultados no se han hecho esperar y aunque el objetivo final todavía no está alcanzado, de momento vamos a pasar los primeros meses del año en nuestro querido Madrid ¡¡qué alegría y qué alboroto!! 🙂

3

Te propongo un desafío ¿qué tal empezar el año poniendo tus conocimientos profesionales al servicio de tus metas personales? Estoy segura de que has desarrollado unas buenas habilidades de comunicación, de gestión de imprevistos, de persuasión, negociación, transmisión de conocimientos… o lo que sea que tu formación y prácticas profesionales te hayan aportado. Esta es una buenísima oportunidad para poner eso en claro y en valor, son tus recursos… El objetivo es no olvidarnos de llevar a casa y utilizar allí también toooodo lo que sabemos y lo mucho que hemos aprendido. ¿Qué te parece? ¿Por dónde quieres empezar en 2017?

Pues te dejo trabajando en ello… y ¡¡nos vemos en Madrid!! 🙂


Hani hani (@)

Esta nuestra vida tiene momentos estupendos, no carentes de otros menos estupendos que pueden aportar experiencias de desorientación o incluso de desolación a nuestra existencia. Hasta ahí estamos de acuerdo ¿no? Quién no se ha quedado alguna vez sin trabajo, se ha separado o ha experimentado una pérdida importante…  Vamos a dar un paso más: ¿qué es lo que hace que en esos momentos sintamos desorientación y desolación? Pues yo creo que en buena medida la falta de confianza.

Si tú también perteneces a la categoría de “personas altamente proactivas” y además un poquito perfeccionistas e impacientes, puede ocurrir que ante alguna de estas circunstancias pases masivamente a la acción y quieras ver resultados “rapidito… ¡¿eh?! Que no tengo toda la vida…” y sin embargo las cosas no siempre funcionan así. Y digo más, por fortuna no funcionan así, y aquí entro en una esfera más trascendental.

Independientemente de las creencias que cada uno pueda tener, yo personalmente creo que la vida tiene un plan para nosotros, en el que por supuesto nosotros podemos influir, lo hacemos constantemente, y al mismo tiempo, pertenecemos a un conjunto más amplio de seres, experiencias y procesos con los que interactuamos de una forma tan compleja e increíble que cada uno acaba viviendo lo que necesita en el momento adecuado y en las circunstancias adecuadas para que se produzcan los aprendizajes correspondientes.

3

Desde que estoy convencida de que las cosas suceden cuando tienen que suceder, cada vez me desespero menos tratando de forzar lo que tal vez no tiene sentido para mí que suceda y abro más los ojos, observo, reflexiono y acepto, los tiempos que tiene mi vida, el feedback que me da y cómo se comunica conmigo. Las enseñanzas que estoy obteniendo son inagotables, no puedo evitar sonreír al recordar algunas, como aquella pareja o aquel trabajo o aquella ciudad que no eran para mí porque simplemente la vida tenía otros planes a su debido momento, cuando se dieron las circunstancias adecuadas…

¿Tú qué crees? ¿A ti también te ha enseñado esto la vida? A lo mejor te viene bien tenerlo presente la próxima vez que tú o alguien de tu entorno, se encuentre tratando de forzar los acontecimientos. ¿Quieres compartirlo con alguien más?

(@) Expresión que utilizan los saharauis cuando alguien trata de hacer una predicción sobre lo que pasará. Ellos contestan “Hani hani” que es una forma de decir, “tranquil@, será lo que tenga que ser” 🙂


Reencuadre

Querid@ amig@,

Me gustaría compartir contigo una herramienta que puede ser muy recomendable a estas alturas del año, cuando ya se nos va terminando 2016 y empezamos a pensar en el 2017. Todavía queda mes y medio para aprovechar y disfrutar, pero es momento de comenzar a revisar cómo nos ha ido durante estos meses y qué nos gustaría conseguir el año que viene.

Para proponerte esta herramienta me he basado en otra que Mariela Guzmán, una compañera del grupo “Damelamano” (*), nos sugería en la reunión de octubre. Mariela nos decía que para contactar con nuestras verdaderas motivaciones en la vida nos hiciésemos y nos contestásemos a la siguiente pregunta: si yo fuese millonari@ y no tuviese que trabajar para vivir, ¿a qué dedicaría mi tiempo? ¿Qué cosas me gustaría hacer? ¿Qué haría por el simple placer de hacerlo?

3

Yo me he tomado tiempo para hacerme esta pregunta, para respondérmela, y al hacerlo, he añadido otras dos variables; además de si fuera millonaria, qué haría si tuviese todo el tiempo del mundo y si no tuviese miedo, pues encuentro que son dos aspectos que a mí personalmente, me suelen frenar bastante y que, gracias a mi trabajo, sé que no solo me frenan a mí… ¿verdad?

Pues bien, la pregunta quedaría de la siguiente forma: ¿A qué dedicarías tu tiempo si tuvieses todo el dinero del mundo, tiempo de sobra y no tuvieras miedo? Al responder (tómate tu tiempo querid@…) me he dado cuenta de algunas cosas: hay muchas cosas que ya estoy haciendo – ¡bien! ¡muy bien! No partimos de cero… -. Hay algunos miedos atávicos que han desaparecido y sin embargo otros, que a pesar de no partir de cero, siguen estando presentes… – ¡a por ellos oeeeee, a por ellos oeeee! -. Además, este ejercicio me ha reconectado con mi misión… ¡ahí es nada! Es decir, para qué estoy aquí, qué sentido tiene mi vida, cual es mi verdadera aportación a esta nuestra sociedad y en definitiva, qué es lo que me mueve. Por otra parte, me ha permitido retomar conciencia de cosas que son importantes para mí, tanto como para aparecer en esa lista, cosas que en la actualidad no estoy haciendo…

El siguiente paso que hay que dar, a la luz de esta información, es analizar de qué forma podemos introducir más de esto en nuestra vida, más actividades de la lista en nuestro día a día, incluyendo la posibilidad de ganarnos la vida haciendo estas cosas o modificando las que actualmente hacemos para que las contengan.

Es un ejercicio altamente recomendable, es una buena época del año para hacerlo, y a partir de ahí, de ti depende hacerlo mi “arma”. Yo sigo con ello.

¿Conoces a alguien más necesitado de un reencuadre como este? ¡Pásale esta información!

Que disfrutes de un noviembre abundante, libre y sin miedos 🙂

(*) Un grupo formado por mujeres hispanohablantes en Múnich. Nos reunimos al menos una vez por mes para prestarnos apoyo, divertirnos y compartir experiencias derivadas de nuestra vida en tierras alemanotas.


Aceptación y acción

Hoy quiero escribir de nuevo sobre un concepto fundamental para nuestro bienestar personal: la aceptación.

Es un tema sobre el que he insistido bastante pero pienso seguir haciéndolo porque cada día me doy cuenta de lo fundamental que es. Estoy convencida de que poner verdaderamente en práctica la aceptación es una de las mejores llaves que tenemos a nuestra disposición para abrir la puerta de nuestra paz interior.

Vamos a entrar un poco en “harina”: ¿Qué hay detrás de este tipo de situaciones?: Este dolor de cabeza me está matando, mis hijos son unos trastos y no paran de hacer ruido… ¡no puedo soportarlo!, mi compañera del trabajo es una siesa, ¡no la aguanto!, mi novio no tiene memoria, ¡otra vez ha olvidado la fecha de nuestro aniversario!, estoy harta de este trabajo, otra vez una cola de clientes que llega hasta la puerta…

Detrás de estas situaciones puede haber varias cosas, cosas que podemos hacer para mejorar esas vivencias, y además yo veo un denominador común en todas ellas: la NO ACEPTACIÓN.

3

¿Aceptar significa resignarse o tirar la toalla? No, aceptar significa analizar cuál es mi punto de partida con respecto a una situación. Ese punto de partida me puede permitir ver qué parte de la situación escapa a mi control, y por tanto no puedo hacer otra cosa más que ACEPTARLA y al mismo tiempo, me permite tomar conciencia de qué parte de la situación sí depende de mí y por tanto qué puedo hacer para cambiarla.

En las situaciones anteriores puedo empezar aceptando (y por tanto NO RECHAZANDO y NO haciendo conjeturas en mi cabeza sobre CÓMO TENDRÍAN QUE SER LAS COSAS) mi dolor de cabeza, que los niños normales hacen ruido, que mi compañera es poco expresiva, que la memoria no es el fuerte de mi chico y que mi trabajo es como es en el momento presente.

A continuación, puedo dar un paso más y pasar a la acción para cambiar en la medida de mis posibilidades esa situación: puedo tomar conciencia de que tal vez he bebido poca agua y beber más me podría ayudar con el dolor de cabeza, puedo darme cuenta de que tal vez estoy asumiendo demasiado sol@ la responsabilidad en el cuidado de mis hijos y pedir ayuda, puedo fijarme en otras cualidades de mi compañera o buscar relacionarme más con otros compañeros más afines, puedo valorar otras cualidades de mi pareja y regalarle una agenda :), puedo proponer mejoras en el trabajo para reducir las colas de clientes y a lo mejor plantearme otras opciones profesionales…

Como ves, la aceptación no tiene que estar necesariamente unida a la resignación, es mucho lo que podemos hacer por nosotros frente a una situación adversa, y una buena forma de empezar puede ser aceptarla primero y después, remangarnos a ver qué podemos cambiar. ¿Te parece? ¿Ves algún obstáculo para hacer esto? ¡Pues cuéntame a ver qué te puedo aportar! 🙂


LideraT

 

¡Hola! Hoy quiero compartir con vosotros un vídeo de Javier Fernández Aguado que estuve viendo ayer sobre liderazgo. Y lo comparto porque creo que todos, independientemente de nuestra actividad profesional y de si tenemos un equipo a nuestro cargo, tenemos la importante misión de liderarnos; por tanto todo lo que comparte el autor de libros como Etica a Nicómaco (adaptación a nuestros tiempos del libro de Aristóteles), es aplicable a nuestro propio proceso de autoliderazgo.

En esta webinar se ofrecen varios conceptos y características relacionadas con el liderazgo:

–          El OPTIMISMO como motor que nos ayuda a poner el foco de atención en la parte positiva de la experiencia y en las posibilidades de que aquello que estamos organizando salga bien.

–          La AUDACIA como trampolín, para que junto con la curiosidad nos impulse a descubrir nuevos mundos y nuevas formas de hacer las cosas.

–          La PREVISIÓN, para que no nos quedemos en el pobre “corto plazo” y cultivemos una visión más a largo plazo que nos permita prepararnos hoy para las oportunidades que vamos a tener mañana.

–          La CONSTANCIA en perseguir nuestros sueños, en levantarnos cada mañana y hacer ese puñado de pocas cosas que nos van a ayudar a acercarnos a nuestras metas.

–          La GENEROSIDAD, la visión del otro, la búsqueda del bien común, el supeditar intereses personales por otros mayores generales.

–          El ENTUSIASMO y la ilusión, que debemos defender con uñas y dientes y no permitir que nada nos haga perderlo.

–          El COMPROMISO, maravillosa palabra que utilizamos mucho en coaching y que representa la diferencia entre una intención y un objetivo, tal y como comenta Cristina Garcia en su interesantísimo blog.

Pues aquí os lo subo para que lo disfrutéis. ¡No tiene desperdicio!


Elige y cambia de estrategia

 

Has tenido alguna vez la sensación de: “otra semana igual”, “no consigo cambiar nada”, “siempre es lo mismo”. Yo sí, muchas veces, incluso dedicándome a lo que me dedico, se podría decir que demasiadas veces, y al mismo tiempo, hoy quiero compartir unos pequeños grandes hallazgos: tenemos una capacidad mucho mayor de la que suponemos para introducir cambios deseados en nuestra vida, tú y yo también, aunque a veces lo pongamos en duda.

Para ello hacen falta cuatro cosas: definir el resultado deseado, perseverancia, confianza en ti mism@ y cambiar de estrategia. La confianza llega normalmente con los resultados, por tanto es bueno que nos centremos en las otras tres, que además son más manejables.

Imagínate que quieres, por ejemplo, introducir una mejora en tu vida profesional. Lo primero que te preguntaría sería ¿qué quieres conseguir concretamente? Si la respuesta es obvia y concreta, adelante, si no, conviene detenerse a reflexionar de entre todos los millones de alternativas profesionales que podemos tener a nuestra disposición, por cuál nos queremos decidir. No sé si a ti te ha pasado, yo he estado meses poniendo energía en distintos proyectos al mismo tiempo, sin llegar a implicarme 100% en uno, y repartiendo esfuerzos en varios, pues bien ¿sabes cuándo estoy empezando a conseguir resultados? Efectivamente, cuando he tomado un rumbo claro, he aparcado un poquito las otras posibilidades, y me he centrado en una, con perseverancia.

Presentación1Y a continuación hay que pararse a contestarse: ¿qué estoy haciendo para conseguir eso que he definido? ¿Cuánto tiempo llevo haciendo lo mismo? ¿Con qué resultados? … y aquí viene el segundo gran hallazgo “si esta estrategia no está funcionando… ¿qué otra estrategia podría poner en práctica?”.

Cuando hagas esto los resultados van a empezar a hablar. Yo he pasado de enviar mails que nunca obtenían respuesta, o como mucho recibían una de estas respuestas estandarizada – muchas gracias por su mail Sra. Hernández, pero estamos más bien poco interesados – a recibir mails, llamadas telefónicas y propuestas de reunión al día siguiente, y la última ha sido ¡en el mismo día! Y eso en Alemania… os garantizo que es un fenómeno “poltergeist” sin precedentes… ;D

Así que resumiendo: concreta, persevera, confía y cambia de estrategia, ¡y cuéntame! Que yo también sigo aprendiendo mucho todos los días con vuestras aportaciones.


Las ganas

 

¡Hola! Hoy quiero compartir una experiencia que tuve la semana pasada. Llevábamos tiempo ilusionados, habíamos puesto las entradas en la mesa del salón para tenerlas bien a la vista, y por fin llegó el gran día: martes 1 de abril, concierto de Joja Wendt en el Prinzeregententheater de Múnich – un sitio precioso donde estuvo actuando también (otro día ;D) el increíble Vicente Amigo.

Sabíamos que íbamos a disfrutar, no era el primer concierto de este pianista-showman al que acudíamos, y ya conocíamos la calidad de sus espectáculos, la complicidad con el público, las risas sin fin que íbamos a soltar, los ruidos que íbamos a hacer, los muchos tipos de palmas que íbamos a dar, y que seguro que acabaríamos cantando…

El pronóstico se cumplió y se superó… Lo que quiero compartir hoy es lo que observé y lo que pensé durante el espectáculo – llámalo deformación profesional . Ese día jugaba el Bayern de Múnich… y en contra de lo que suele ocurrir con los conciertos de este hombre… había bastantes huecos. Pensé que tal vez le influiría, que se le notaría algo de desánimo en algún momento o que tal vez terminaría antes el concierto… Me equivoqué, no solo utilizó el partido de fútbol para hacer un chiste detrás de otro al respecto, sino que el concierto se alargó y se alargó más de 3 horas, pues hasta 3 veces volvió a salir encantado a tocar ante la insistencia de los bises que pedía el público.

Presentación1Durante el espectáculo siempre cuenta alguna historia, y en esta ocasión, contó la suya: vimos fotos de sus comienzos, de su primer piano, de sus primeros viajes a Italia en su primera “fragoneta” para tocar el piano a los turistas; conocimos en definitiva sus orígenes, su pasión por la música y cómo ha ido labrando poco a poco la gran carrera que se ha llegado a forjar, y que yo creo que todavía tiene bastante recorrido por delante.

Uno de sus encantos es su comunicación no verbal, acompaña constantemente su expresión verbal de gestos de complicidad con el público, de grata sorpresa, y de agradecimiento, a cada momento; incluso para pedirnos con gracia que le sigamos en su web o recordarnos que en el descanso podemos comprar un CD suyo. Es el vivo ejemplo de una persona que disfruta con pasión de lo que hace y contagia esa ilusión, como cuentan también de nuestro querido Paco de Lucía, el tío no se cansaba nunca de tocar, y tocar y seguir tocando… Por Martin Seligman sabemos que la conquista de la felicidad tiene mucho que ver con poner en práctica nuestras habilidades, lo que nos gusta y se nos da bien hacer, ¡igual eso lo explica todo!

Hoy quiero traer aquí este ejemplo para que cada uno de nosotros pensemos en lo que hacemos y nos respondamos a la siguiente pregunta: ¿qué puedo hacer para disfrutar más de mi trabajo y transmitirlo? A mí me gusta mucho aprender, escribir, ver las caras de mis clientes y de los asistentes a los talleres cuando se ilusionan con sus logros, compartir lo que sé, ayudarles a poner en orden sus ideas, apoyarles para que transformen en acción al menos alguna de las miles de geniales ideas que les rondan por la cabeza… Por tanto, una manera de incrementar el disfrute será buscar vídeos sobre coaching de buenos profesionales de referencia con los que seguir formándome, terminar de escribir el libro – para este veranito lo tendré – organizar más talleres, tener muchas sesiones de coaching,…

Y tú… ¿con qué cosas disfrutas profesionalmente? ¿Qué puedes incluir en tu lista para disfrutar más? ¿Por dónde vas a empezar? Ponte a ello y contágialo, seguro que sirves de estímulo para que otros hagan los mismo.


Apark las excusas

¿Tú también te pones excusas? Déjame adivinarlo… ¡¡seguro que sí!! Vale, no pasa nada, lo hacemos todos, y un buen primer paso precisamente es reconocerlo, reconocérnoslo a nosotros mismos por el bien de la relación con un@, que ya sabemos que es la más larga y la más importante que vamos a tener mientras vivamos.

El segundo paso es detectar qué excusas nos ponemos y en qué situaciones. ¿Es posible que quieras conseguir algo y que al mismo tiempo te dé un poco de “susto”? Por ejemplo, imagínate que quieres encontrar un trabajo en Alemania – también os lo podéis aplicar en España… desgraciadamente – y dices, “vale, quiero encontrar trabajo PERO…” y aquí empieza tu lista de excusas, por ejemplo:

– todavía no hablo bien alemán, no me voy a enterar de nada

– mi CV en alemán es muy mejorable

– no tengo cartas de recomendación de todas las empresas en las que he trabajado y aquí es muy importante

– ¿y en qué trabajo?

– no sé qué páginas de empleo hay aquí

– cuando las encuentre, no las voy a entender… ¡aquí está todo en alemán!

– mi salud últimamente no es muy buena, seguro que a la primera baja me despiden

– como me llamen para una entrevista voy a estar tan nerviosa que seguro que la cago

– ¡no sé por dónde empezar!

– con el carácter que tienen los alemanes… no creo que me adapte ¿y si cojo una depresión profunda irreversible para toda la vida?

¿Te suena? Vale, a lo mejor he exagerado un poco… ¿o no?Presentación1A ver… sí, claro que sí, cuando queremos conseguir algo mejor para nuestra vida es lógico que sintamos un poco de miedito, recuerda lo que hemos hablado en otros post sobre salir de la zona de confort, y al mismo tiempo, si no salimos, y seguimos haciendo lo mismo… ya sabemos dónde vamos a seguir.

Por consiguiente, hoy te propongo que hagas un poco de autocoaching. Cuando yo lo practico, pongo algo muy parecido a una relación de quejas y excusas, como la que acabo de poner, y a continuación empiezo a contestarme… vale, de todas estas dramáticas situaciones que me está presentando la vida, ¿en qué puedo influir? ¿Qué cosas podría empezar a hacer?

Pues hombre, por empezar con un brainstorming de posibilidades:

– puedo dedicar más tiempo a mejorar mi alemán

– puedo recordar que no necesito ser bilingüe para trabajar en Alemania, puedo empezar por un trabajo menos cualificado que me permita mejorar el idioma

– puedo pedirle a mi amiga Angelina, que es alemana, que me haga el favor de echarle un vistazo a mi CV, a ver si se entiende, a cambio de una tortilla española ;p

– puedo mirar qué cartas de recomendación tengo…

¿Con esto vas a conseguir que el trabajo venga a buscarte a casa? No… – y si lo consigues por favor ¡¡cuéntanos cómo lo has hecho!!, – pero sí vas a empezar a ver cosas concretas que tú sí puedes hacer… y ya si además las haces… ¡no te digo nada!