Archivo de la categoría: Trabajo

Crea espacio

¡Hola! ¿Qué tal hemos empezado el año? Por aquí con bastante trabajo y energía… y que no falten… 😉

Hoy quiero compartir una herramienta que estoy poniendo en práctica desde que empezó 2020 y me está yendo muy bien. Es una herramienta recomendable para ese tipo de actividades que, por decirlo suavemente, nos enervan… 😉 pero son importantes y de vez en cuando hay que hacerlas. Por ejemplo, en mi caso, claramente lo que más rabia me da es la burocracia, y siendo española en Alemania y además autónoma, me siento bastante invadida por trámites de todo tipo en ambos idiomas… ¡qué ilusión más grande!

Total, analizando la cuestión, me di cuenta de que la razón más importante por la que me da tanta rabia el tema, es porque siempre me parece que tengo cosas más importantes que hacer y nunca encuentro el momento para ponerme con ella, y si lo encuentro, es lo último que me apetece hacer… ¿te suena verdad?

apple background desk electronics

Photo by Lum3n.com on Pexels.com

Bueno, pues el método es el siguiente: crear un espacio temporal fijo a la semana para dedicar a ese tema. Para lo cual, te propongo que mires tu agenda y lo señales. Yo he marcado en mi calendario, que los lunes de 11:30 h a 12:00 h es tiempo para la BURROCRACIA – darle un nombre más simpático me ayuda también a abordarla con una buena actitud -.

De esta forma, voy anotando en la lista BURROCRACIA, las cosas que están pendientes, y ya no me estreso pensando, tengo que hacer esto, a ver si saco un hueco para hacer esto otro… ¡¡uff qué pereza!! De esta forma ya sé que está previsto y puedo dedicar mi mente a pensar en cosas más agradables. Además, si la actividad que voy a abordar es especialmente “enervante”, me puedo tomar una tila primero y hacer unas respiraciones… jajajaja. Y si durante las gestiones veo que me empiezo a enfadar, miro el reloj y me digo, “vale Lola, sigue un rato y haz lo que puedas, que sólo te quedan 10 minutos para terminar”. Por otra parte, si no he podido completar la gestión y es posible, dejo lo que falte para la semana que viene; y si no lo puedo dejar… lo descuento del tiempo de la semana que viene. Lo gestiono con flexibilidad total; un día que no pude hacerlo el lunes, lo pasé al martes, pero lo más importante es que ya tengo “en mi disco duro” el compromiso semanal de 30 minutos BURROCRATICOS… 😉

¿Y a ti qué actividades te enervan? ¿Qué día de la semana quieres fijar un espacio para ponerte con ello? Espero que te funcione este método, si quieres probarlo, no dudes en comentarme las dificultades que tengas.

Aprovecho para recordaros a los “muniqueses” que la semana que viene estaremos trabajando con un montón de herramientas de afrontamiento en el taller: El miedo es mi amigo. ¡Las inscripciones aún están abiertas! 😉 Aquí os dejo el link


Regalos del universo

Borja Vilaseca lo explica muy bien: la vida es una sucesión de experiencias que necesitamos vivir para aprender. De esta forma, todo lo que vivimos trae una enseñanza para cada uno de nosotros. En ocasiones – ya se sabe que el hombre es el único animal que tropieza dos veces con la misma piedra…. (2… ó 117 diría yo… jajajaja) – necesitamos encontrarnos varias veces con la misma situación para extraer el aprendizaje que esta trae.

Yo personalmente, pasé buena parte de mi vida encontrándome gente que se comportaba de forma borde, que me hablaba mal, que me trataba mal y durante mucho tiempo, en el trabajo, en mi vida social, personal, me encontraba de forma recurrente con personas que reaccionaban de esta forma desagradable. Cuando esto ocurría, como buena PAS (persona altamente sensible) me sentía muy afectada, alterada e incluso bloqueada y ni de lejos era capaz de expresar “asertivamente” mi opinión o mis emociones: o no expresaba nada (si no tenía confianza con esa persona) o soltaba un exabrupto lo más malsonante posible que se me pudiera ocurrir en ese momento (cuando sí había confianza…).

Durante mucho tiempo pensé que el problema era mío, que yo debía estar haciendo algo equivocado para provocar esta reacción, que era mi culpa. Enseguida apareció el victimismo… “pobrecita de mí, con lo maja que yo soy y lo mal que me trata este personaje…, ¿por qué me tiene que tratar a mi así de mal? ¿Qué he hecho yo para merecer esto?”.

Nuevo Presentación de Microsoft PowerPoint

Poco a poco empecé a recorrer la senda del desarrollo personal: empecé a leer, a investigar, estudié psicología, hice cursos, me formé como coach, hablé con profesionales, con personas que tenían más experiencia de la vida y con el transcurrir de los años, aprendí muchas cosas: que yo era PAS, que podía desarrollar habilidades sociales como la asertividad para poner límites a los comportamientos agresivos de las personas, para aprender a expresar mis opiniones y mis emociones de forma adecuada, que podía trabajar la tendencia a tomarme las cosas de forma personal, que yo tengo un nivel de empatía muy superior a la media y por tanto para mí es fácil darme cuenta de cosas que otros no “ven”, etc. etc. …

Para poder transformar estos conocimientos en sabiduría – saber hacer se aprende HACIENDO… – empecé a entrenarme pasito a pasito con todas estas herramientas y ahí sigo; no todos los días son igual de fáciles, pero empiezo a sentir que, en mi camino de autoconocimiento, voy pasando de “nivel: no sé por dónde me viene el aire” a “nivel: asertividad avanzada” jajajaja.

Por cierto, cada vez me encuentro con menos comportamientos bordes ajenos… ¡curioso! ¿No?

Te dejo a continuación la programación del año que viene. ¡Ah! y no dudes en compartir este post con aquellas personas en las que hayas pensado mientras lo leías… 😉 ¡seguro que les viene bien también!

 

Folleto talleres MUC


¿Es esta la vida que quiero llevar?

Sí, lo sé, es una “pedazo de pregunta”… 😉

Da vértigo pensarlo… ¿verdad? A un@ se le tambalean los cimientos cuando se hace preguntas así, y sin embargo, a veces, hay que hacerse preguntas así. ¿Cuándo? Te respondo con otra pregunta… ¿recuerdas para qué teníamos emociones? ¿Cuál es su utilidad? Te lo refresco: las emociones son señales, es información importante para ti, a la que tú, de forma racional no estás haciendo caso… amig@, por eso tu hemisferio derecho viene a ayudarte, a veces con insistencia, para que le escuches y HAGAS algo que no estás HACIENDO…

Por tanto, sí, cuando tenemos muchas emociones, intensas y frecuentes – no hace falta estar al borde de un ataque de nervios… ¿eh? Podemos reaccionar antes… 😉 -, es muy posible que debamos en primer lugar cuidarnos, mucho muchísimo, y en segundo lugar, pararnos a escuchar nuestras respuestas a preguntas como esa.

A veces nos pasamos la vida huyendo de nuestras emociones y de preguntas como esa, pero hasta que no hagamos algo con ello, nuestras amigas las emociones van a seguir estando muy presentes y cada vez más. Claro que podemos optar por anestesiarlas, hay un montón de opciones a nuestra disposición: adicciones de todo tipo, medicación a “cascoporro”, distracciones compulsivas sin fin… pero… otra vez… ¿es esa la vida que quiero llevar? ¿Así? ¿Aquí? ¿Con esta relación de pareja? ¿Con un trabajo como el que tengo? ¿Con este tipo de relaciones?…

Un buen comienzo puede ser empezar a programar “citas contigo mism@”, como si hubieras quedado con alguien, lo bloqueas en el calendario y te vas a tomar un café, a dar un paseo o te sientas delante de un papel o de un ordenador; puedes hablar en alto si estás solo, o escribir… Cuando te pongas a ello, deja primero hablar a tus emociones, déjalas salir. Para ello te ayudará responderte a preguntas como: ¿cómo te sientes? ¿Qué ha pasado? ¿Cuánto tiempo llevas así?… Después, cuando estés más tranquil@ empieza a establecer un diálogo con tu parte más madura y racional… ¿has aprendido algo de esto? ¿Qué puedes hacer la próxima vez que pase? ¿Qué te gustaría cambiar? ¿Por dónde podrías empezar? ¿Qué te vendría bien HACER ahora para solucionarlo?

Enhorabuena por dar el primer paso, eres valiente, y merece la pena 🙂

Te dejo pensando, no sin antes recordarte que si estás en Madrid, estamos de enhorabuena, pues a finales de mes tengo programados un taller de asertividad (valiosa herramienta donde las haya para mejorar nuestras habilidades de comunicación) y otro de inteligencia emocional (¡qué te voy a contar!). Aquí te dejo más información:

Folleto

Taller Inteligencia Emocional

Si estás en Múnich, tal vez te apetezca pasarte por el taller de octubre: será sobre Asertividad, una valiosísima herramienta para mejorar nuestra comunicación. Aquí te dejo más información:

Folleto

Te dejo también la programación de tallercitos en Múnich:

Folleto talleres MUC

Si te ha servido algo de lo que has leído en este artículo y piensas que podría servir también a otras personas que estén lidiando con el tema, te invito a compartirlo.


Hay que cuidarse…

Hoy me ha pasado una cosa muy graciosa: resulta que he ido a buscar a mi abuela a la residencia y después de intentar localizarla por varios sitios (tengo una abuela muy inquieta) me han enviado al salón de la misa. Cuando han terminado, mientras esperaba a ver si encontraba a mi abuela, veía salir a todos los mayores con un tono grisáceo en la cara… y como soy un poco despistada, yo decía para mí: “hay que ver cómo se está cebando el cáncer de piel con las personas mayores… ¡qué suerte tiene mi abuela!”… poco después he descubierto que hoy es miércoles de ceniza… (jajajajajaja) y eso es lo que llevaban todos los abuelos marcado en la frente…

En fin… risas a parte, sí quería aprovechar este tema para reflexionar sobre la virulencia de los casos de cáncer que se están dando en nuestra sociedad con cada vez más frecuencia. Comentando ayer este tema con una persona que lo conoce muy bien, me hablaba de la necesidad de cuidar nuestra salud de forma preventiva, englobando en este término no solo la física, sino también la mental.

Pensando en ello, creo que esto puede tener que ver con lo que os comentaba antes sobre el victimismo. Sí es necesario aceptar aquellas cosas que suceden y que nosotros simples mortales no podemos cambiar, y al mismo tiempo, es fundamental estar muy en contacto con nuestro interior, con nuestras necesidades e ilusiones, para ponernos en marcha, para no aceptar situaciones que no tenemos por qué aceptar y luchar para conseguir una vida que nos haga lo más felices posible, pues así como la infelicidad puede degenerar en enfermedad, la felicidad muchas veces trae salud, física y mental.

¿A ti qué te parece? ¿Quieres compartirlo?

Por cierto, hablando de cuidarnos, tal vez te apetezca asistir al taller de equilibrio y autoestima que haremos en Madrid el próximo sábado 25… ¡será el último hasta junio! Así que si te animas a cuidarte… ¡¡allí nos vemos!! ¿Conoces a alguien a quien tal vez le vendría bien trabajar con herramientas de psicología y coaching para mejorar su autoestima y equilibrio personal? Puedes enviarle esta foto:

Folleto

 


Victimismo y PAS

¡Hola!

En el taller de hace un par de sábados sobre PAS (personas altamente sensibles) comentamos que los PAS tenemos el peligro de caer en el victimismo. Este peligro se incrementa si además procedemos de culturas hispanoamericanas, pues aunque tenemos características muy envidadas por miembros de culturas anglosajonas – por ejemplo la alegría, la pasión y la solidaridad – también tenemos la tendencia de practicar el hábito de la queja.

Cuando nos situamos en una posición victimista y quejica, ponemos el foco de atención en lo mal que nos trata la vida, lo desconsiderados que son los demás cuando se dirigen a nosotros y la mala suerte que tenemos… Frente a esta opción, veíamos el sábado, tenemos otra mucho más atractiva, la posición del empoderamiento: en ella aceptamos que hay cosas que no vamos a poder cambiar, que no dependen de nosotros – en ocasiones por ejemplo, no vamos a poder evitar sentirnos sobreactivados – sin embargo, podemos entrenarnos en poner el foco de atención en tooooooooodo lo mucho que sí podemos hacer, en la cantidad de cosas que sí dependen de nosotros. Siguiendo con el ejemplo PAS, podemos practicar la meditación, trabajar en encontrar nuestro propio ritmo (que es muy distinto al de las personas que tienen una sensibilidad media) y entrenarnos en redirigir nuestra atención hacia estímulos que nos hagan sentir bien, en vez de quedarnos bloqueados en una mala sensación, por poner solo algunos pocos ejemplos de lo mucho que podemos hacer para gestionar nuestro rasgo… 🙂

En el taller de esta semana vamos a seguir trabajando con herramientas de coaching para, entre otras cosas, definir objetivos ilusionantes, hacer un inventario de fortalezas y obstáculos y empezar a trabajar en un plan de ACCIÓN, que ya sabéis, que es la “madre del cordero” para conseguir resultados diferentes y mejores.

Allí nos vemos si queréis, ya por poquito tiempo… todavía en los madriles. Encontráis toda la información en el pdf adjunto y no dudéis en compartirla con otras personas que estén necesitando utilizar herramientas de coaching para encontrar trabajo, adelgazar o encontrar el amor 🙂

¡Nos vemos!

Folleto


Programas de formación individual

Llevaba tiempo pensando en una fórmula profesional que me permitiese seguir compartiendo herramientas de desarrollo personal, de esas que a mí me sirven cuando las utilizo… 😉 a unos precios más accesibles para el común de los mortales, permitiéndome al mismo tiempo vivir de mi profesión, que es la forma más sostenible que se me ocurre de seguir compartiendo desarrollo personal sin tener que dedicarme a otra cosa… 🙂

Pues bien, este mes tan inspirador en Madrid he dado con la cuadratura del círculo: “Programas de coachingformación individual

Con estos programas podrás formarte y empezar a entrenarte de forma individualizada en nuevas habilidades y técnicas relacionadas con alguno de los siguientes temas:

  • Inteligencia Emocional
  • Gestión del tiempo contra el estrés
  • Habilidades de comunicación (Asertividad)
  • Alta sensibilidad (PAS)
  • Autoestima
  • Coaching
  • Técnicas de búsqueda de empleo en España o Alemania
  • (Re)Orientación profesional
  • Integración cultural en España o Alemania

Al tratarse de un entrenamiento individualizado a caballo entre el coaching y la formación, tiene un precio más económico que las sesiones de coaching puro, con la flexibilidad de adaptar la extensión de los contenidos y la distribución de las horas a tus posibilidades. Recomiendo dedicar entre 3 y 5 horas a estos programas, pero se pueden hacer en menos tiempo. Podemos tener sesiones de 1, 2 ó hasta 3 horas en función de tu disponibilidad y estas pueden ser presenciales, por Skype, telefónicas o una combinación de estas.

Programa formación individual

¿Tienes uno o dos amig@s interesados en estos mismos temas? Disfrutad juntos de alguno de estos programas y accederéis a precios aún más interesantes 😉

El participar en estos programas, te permitirá disfrutar de precios más competitivos si después quieres reforzarlos con sesiones de coaching puro.

¿Te parece interesante? ¿Algún comentario? No dudes en solicitar más información en: lolahernandez.coaching@gmail.com

Si tienes algún/a amig@ necesitad@ de entrenar este tipo de habilidades… ¡comparte!

En este enlace a mi perfil de LinkedIn puedes leer lo que opinan otras personas sobre mis programas.

 

 


Encantada de la vida

Hoy quiero compartir mi gratitud por las experiencias que estoy viviendo estos días en Madrid. Debo confesar, que después de 6 años en Alemania… pensé que me iba a costar adaptarme a la vida española, que la iba a encontrar en cierto modo extraña, sin embargo… estos días estoy teniendo la oportunidad de comprobar que sigo mucho más “españolizada” de lo que yo creía 😉

Realmente estoy disfrutando muchísimo de todo y de tod@s, de reencontrarme con la familia, los amigos, de seguir haciendo planes con los que todavía no he visto, de la maravillosa gastronomía española, de los parques conocidos y algunos otros que estoy conociendo ahora, de las calles de Madrid de día y de noche, de los escaparates de las tiendas de toda la vida – creo que en cualquier momento voy a empezar a hacer fotos a los milhojas, los torteles… mmmmm y todas esas cosas que no se ven en Alemania y que no me vienen bien para el azúcar ni para el colesterol, pero que me alegran el espíritu con solo mirarlas :).

Profesionalmente también estoy encontrando muchas oportunidades: congresos, conferencias y talleres que me permiten ponerme al día y reciclarme un poco, mi querido tutor, estimulantes compañeros de profesión y lo mejor de todo, un montón de gente querida, alguna de la cual hace unos cuantos años largos que no veo y sin embargo, me están apoyando muchísimo divulgando los talleres que estoy haciendo y organizándome cursos entre sus amigos y compañeros… ¡¡un millón de gracias a tod@s por ello!!

También estoy haciendo nuevos amigos y encontrando interesantes opciones para los amantes del Yoga como yo… aquí os dejo un enlace a un interesantísimo centro que ofrece un abanico de actividades y cursos para integrar cuerpo, mente y espíritu… VIDYA TAM ¡una maravilla!

No puedo evitar acordarme de mis amig@s en Alemania, con los que las tecnologías me permiten seguir en contacto y que envían también su apoyo y cariño desde allí… Va  a ser una gozada compartir con vosotr@s todo lo que me voy a llevar… ¡¡incluyendo un poquito de nuestra querida oferta gastronómica, claro!!

La experiencia está siendo tan agradable y positiva que… ¡¡en junio vuelvo otra vez!! No podré quedarme tanto tiempo, pero sí unos 10 diitas para disfrutaros y recargarme las pilas españolas jajajajaja.

Por cierto, hablando de talleres, aquí os dejo información sobre el próximo: será este sábado a las 10:30 h y todavía tenemos alguna plaza libre. ¡¡Aprovecha!! Y gracias por contárselo a tus amig@s 😉

folleto

Gracias por ello y lo dicho, ¡¡nos seguimos viendo en Madrid!! 🙂

 


Talleres en Madrid

Querid@s amig@s todos,

Ahora que ya hemos estrenado año, os cuento alguno de mis planes. ¿Recordáis el ejercicio que os propuse hace un par de meses? Consistía en definir a qué nos gustaría dedicar nuestro tiempo si fuésemos millonarios, tuviésemos todo el tiempo del mundo y no tuviéramos miedo. Pues bien, cuando yo lo hice, una de las cosas que salió fue compartir lo que sé en materia de desarrollo personal, lo que he aprendido con mi formación y experiencia, lo que a mí me ha servido en defintiva. Por esta razón, empiezo el año programando unos tallercitos en Madrid.

madre6

En mi caso, la palabra escrita es aún más fluida que la hablada… pero… ¿cómo mejoramos en esta vida? ¡Afrontando retos y desafíos! Así que me pongo a ello y ojalá que nos encontremos en alguno. En concreto he planificado los siguientes talleres:

  1. 14 de enero: Inteligencia emocional: aprende a entender, aprovechar y gestionar tus emociones
  2. 28 de enero: Contra el estrés: gestiona tu tiempo
  3. 11 de febrero: Dile lo que le tengas que decir pero díselo bien: comunicación (en pareja) asertiva
  4. 25 de febrero: ¿Me falta un tornillo? No, tal vez seas una persona altamente sensible: PAS (Personas altamente sensibles)
  5. 11 de marzo: Quiero conseguir mis objetivos pero no sé por dónde empezar: utiliza autocoaching (Trabajaremos con dos ejemplos: encontrar trabajo y perder peso)
  6. 25 de marzo: Realmente… ¿es esto la vida?: encuentra tu equilibrio y recupera tu autoestima

 

¿Cuándo?: Sábados de 10:30 a 13:30 h

¿Dónde?: Madrid

Precio: 40 €. Bono: 3 talleres por 100 €

¡Reserva ya tu plaza en lolahernandez.coaching@gmail.com! El espacio disponible por el momento es limitado 😉

¿Me ayudas a compartirlo?


Hani hani (@)

Esta nuestra vida tiene momentos estupendos, no carentes de otros menos estupendos que pueden aportar experiencias de desorientación o incluso de desolación a nuestra existencia. Hasta ahí estamos de acuerdo ¿no? Quién no se ha quedado alguna vez sin trabajo, se ha separado o ha experimentado una pérdida importante…  Vamos a dar un paso más: ¿qué es lo que hace que en esos momentos sintamos desorientación y desolación? Pues yo creo que en buena medida la falta de confianza.

Si tú también perteneces a la categoría de “personas altamente proactivas” y además un poquito perfeccionistas e impacientes, puede ocurrir que ante alguna de estas circunstancias pases masivamente a la acción y quieras ver resultados “rapidito… ¡¿eh?! Que no tengo toda la vida…” y sin embargo las cosas no siempre funcionan así. Y digo más, por fortuna no funcionan así, y aquí entro en una esfera más trascendental.

Independientemente de las creencias que cada uno pueda tener, yo personalmente creo que la vida tiene un plan para nosotros, en el que por supuesto nosotros podemos influir, lo hacemos constantemente, y al mismo tiempo, pertenecemos a un conjunto más amplio de seres, experiencias y procesos con los que interactuamos de una forma tan compleja e increíble que cada uno acaba viviendo lo que necesita en el momento adecuado y en las circunstancias adecuadas para que se produzcan los aprendizajes correspondientes.

3

Desde que estoy convencida de que las cosas suceden cuando tienen que suceder, cada vez me desespero menos tratando de forzar lo que tal vez no tiene sentido para mí que suceda y abro más los ojos, observo, reflexiono y acepto, los tiempos que tiene mi vida, el feedback que me da y cómo se comunica conmigo. Las enseñanzas que estoy obteniendo son inagotables, no puedo evitar sonreír al recordar algunas, como aquella pareja o aquel trabajo o aquella ciudad que no eran para mí porque simplemente la vida tenía otros planes a su debido momento, cuando se dieron las circunstancias adecuadas…

¿Tú qué crees? ¿A ti también te ha enseñado esto la vida? A lo mejor te viene bien tenerlo presente la próxima vez que tú o alguien de tu entorno, se encuentre tratando de forzar los acontecimientos. ¿Quieres compartirlo con alguien más?

(@) Expresión que utilizan los saharauis cuando alguien trata de hacer una predicción sobre lo que pasará. Ellos contestan “Hani hani” que es una forma de decir, “tranquil@, será lo que tenga que ser” 🙂


Reencuadre

Querid@ amig@,

Me gustaría compartir contigo una herramienta que puede ser muy recomendable a estas alturas del año, cuando ya se nos va terminando 2016 y empezamos a pensar en el 2017. Todavía queda mes y medio para aprovechar y disfrutar, pero es momento de comenzar a revisar cómo nos ha ido durante estos meses y qué nos gustaría conseguir el año que viene.

Para proponerte esta herramienta me he basado en otra que Mariela Guzmán, una compañera del grupo “Damelamano” (*), nos sugería en la reunión de octubre. Mariela nos decía que para contactar con nuestras verdaderas motivaciones en la vida nos hiciésemos y nos contestásemos a la siguiente pregunta: si yo fuese millonari@ y no tuviese que trabajar para vivir, ¿a qué dedicaría mi tiempo? ¿Qué cosas me gustaría hacer? ¿Qué haría por el simple placer de hacerlo?

3

Yo me he tomado tiempo para hacerme esta pregunta, para respondérmela, y al hacerlo, he añadido otras dos variables; además de si fuera millonaria, qué haría si tuviese todo el tiempo del mundo y si no tuviese miedo, pues encuentro que son dos aspectos que a mí personalmente, me suelen frenar bastante y que, gracias a mi trabajo, sé que no solo me frenan a mí… ¿verdad?

Pues bien, la pregunta quedaría de la siguiente forma: ¿A qué dedicarías tu tiempo si tuvieses todo el dinero del mundo, tiempo de sobra y no tuvieras miedo? Al responder (tómate tu tiempo querid@…) me he dado cuenta de algunas cosas: hay muchas cosas que ya estoy haciendo – ¡bien! ¡muy bien! No partimos de cero… -. Hay algunos miedos atávicos que han desaparecido y sin embargo otros, que a pesar de no partir de cero, siguen estando presentes… – ¡a por ellos oeeeee, a por ellos oeeee! -. Además, este ejercicio me ha reconectado con mi misión… ¡ahí es nada! Es decir, para qué estoy aquí, qué sentido tiene mi vida, cual es mi verdadera aportación a esta nuestra sociedad y en definitiva, qué es lo que me mueve. Por otra parte, me ha permitido retomar conciencia de cosas que son importantes para mí, tanto como para aparecer en esa lista, cosas que en la actualidad no estoy haciendo…

El siguiente paso que hay que dar, a la luz de esta información, es analizar de qué forma podemos introducir más de esto en nuestra vida, más actividades de la lista en nuestro día a día, incluyendo la posibilidad de ganarnos la vida haciendo estas cosas o modificando las que actualmente hacemos para que las contengan.

Es un ejercicio altamente recomendable, es una buena época del año para hacerlo, y a partir de ahí, de ti depende hacerlo mi “arma”. Yo sigo con ello.

¿Conoces a alguien más necesitado de un reencuadre como este? ¡Pásale esta información!

Que disfrutes de un noviembre abundante, libre y sin miedos 🙂

(*) Un grupo formado por mujeres hispanohablantes en Múnich. Nos reunimos al menos una vez por mes para prestarnos apoyo, divertirnos y compartir experiencias derivadas de nuestra vida en tierras alemanotas.