ISKIBUS

Ando preparando ya mentalmente el taller de octubre: EL HUMOR COMO HERRAMIENTA DE DESARROLLO PERSONAL y me encanta… me encanta, porque, como siempre, estoy experimentando conmigo misma primero, para después compartir con los demás lo que me sirva, así que creo que se avecinan unos meses muy divertidos ;D

Una de las cosas que venía pensando durante un paseo con la bici, es que una buena herramienta para esto sería invocar a nuestros REFERENTES DE HUMOR. Igual que todos tenemos una serie de personajes en nuestra vida a los que asociamos emociones de enfado, tristeza, etc. por el tipo de experiencias que hemos compartido con ellos, también tenemos seguro personajes a los que asociamos la alegría y la risa. En mi caso, el personaje por excelencia más cercano en materia de humor, es mi hermano David, seguido muy de cerca por mi madre. David era mi compañero de juegos de pequeños, tenemos un montón de anécdotas que aún recordamos y un cierto código que no se ha perdido después de 50 años… (achtungliebegott…. Jajajajaja: Diosmíodemivida). Precisamente ahora en la bici, venía recordando que recientemente en Madrid, David tarareaba una melodía de la infancia: ISKIBUS KIBUS KIBUUUUUUUUUUUUS, KIBUUUUUUUUUUUS, KIBUS, KIBUS… no sé en qué serie o qué personaje infantil la cantaba, pero recuerdo perfectamente la melodía y al recordarla, una sonrisa ilumina automáticamente mi cara. Pues yo creo que así funciona, en vez de alimentar esos recuerdos lúgubres que todos tenemos, qué tal echar más gasolina a aquellos otros buenos momentos.

Para ello, lo primero que podemos hacer es repasar nuestra vida para rescatar a nuestros REFERENTES DE HUMOR. Empiezo: David, mi madre, la abuela, Buenafuente, Berto Romero, El Gran Wyoming, Sergio, Enrique, Rosa Mª Sardá, Isa, María Santpere, Tip y Coll, Los Roper, Laura, Oscar, María, Mónica, Fernandito, Lali, Silvia Abril, Nacho, Silvia, Claudia, mis tíos, Miguel Maldonado, Raúl Cimas, Arguiñano, Broncano, Eva H, Paca la Piraña, Moritz, Günther Jauch, Klaus, Jürgen, Vere… ¡qué suerte tengo! ¡Tengo un montón!

Después, se podría hacer un poster con todos ellos y a ratos perdidos, dedicar tiempo activamente a evocarles y recordar anécdotas concretas, para tener un buen arsenal de chorradas con las que alimentar nuestro lado más humorístico y contraatacar los momentos chungos.

¿Qué os parece? ¿Lo probamos! ¿Se os ocurre alguna otra idea? Aprovecho para ofreceros, a modo de “vacaciones Santillana”, que si queréis aprovechar el veranito para invertir en vuestro desarrollo personal, tengo unos cuantos programas online que se pueden hacer cómodamente por correo electrónico debajo de una palmera o a la sombra de los pinos… ;D Os dejo el enlace y os deseo felices y todavía prudentes vacaciones.

Publicado por Lola Hernández

Psicóloga y coach afincada en Múnich (Alemania). www.coachingenmunich.com. Más info en este enlace: https://coachingenmunich.com/about/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: