Apark tus prejuicios

 

¡Hola compañer@s de aventuras! Hoy quiero compartir con vosotros una experiencia reciente que he tenido con un buen grupo de funcionarios alemanes. A lo largo de los últimos días, he frecuentado varias instituciones alemanas para realizar unos cuantos trámites burocráticos. Confieso que al principio iba un poquito “inquieta” (vamos a decir… ;D) pues había oído hablar mucho de estos profesionales: de lo inflexibles que son, de la poca paciencia que tienen, de las trabas que ponen, de lo exigentes que son con el idioma, y en definitiva de “cómo se las gastan”.

Ante este panorama tan desolador de creencias… en los primeros encuentros me tomaba una valeriana (es lo que suelo hacer en los momentos desafiantes) y me decía, “¡vamos Lola! ¡Adelante! ¿Qué es lo que puede pasar? Total, hay problemas mucho más graves en el mundo…”

3Bien, superada la experiencia… una vez más, la realidad se ha impuesto a mis temores, a mis prejuicios, y me ha demostrado que no sirve, para nada más que para pasarlo mal por anticipado, afrontar las experiencias desafiantes de la vida acompañada de prejuicios negativos, pues en verdad me he encontrado con gente encantadora, flexible (me han atendido sin cita en varias ocasiones), que ha tenido muchísima paciencia con mi alemán (incluso me han hablado un poquito en español cuando me he atascado con algo) y que además han hecho todo lo posible y lo imposible por echarme un cable (se han movido a los despachos de sus compañeros para preguntar lo que no sabían, se han puesto conmigo a investigar opciones en internet, me han escrito notas para pasarse entre ellos, ;D).

Comparto contigo esta sensación grata, profesional y generosa de este buen puñado de funcionarios y trabajadores alemanes, por si te sirve cuando te enfrentes a trámites similares y desde la firme creencia de que transmitimos nuestra actitud cuando nos relacionamos con los demás, y esta puede ser un facilitador, cuando es positiva, o un auténtico obstáculo cuando lo que se lee en nuestros ojos es más parecido a lo recogido en el primer párrafo.


4 responses to “Apark tus prejuicios

  • Sanne

    Me alegro de que hayas tenido estas experiencias positivas con los “burocráticos” alemanes. No somos tan malos como algunos piensan, sin embargo hay que admitir que también los hay.:)

    • Lola Hernandez. Coaching.

      Claro que no sois tan malos… jaaaaa jajajaja, para nada Sanne. Yo creo que más que buenos o malos funcionarios, nos podemos encontrar con personas que tienen momentos mejores y momentos peores…¡¿y quién no los tiene?! Gracias guapa ;D

  • Mabel Abogadro

    Es así Lola! Una vez superado el miedo a lo que “sabemos” es difícil, las puertas que tocamos nos deparan sorpresas.
    El funcionario público de por sí es una figura que contiene varios mitos no muy positivos en cualquier idioma que debamos tratarlos y obviamente si hay dificultades de comunicación la situación se puede complicar y hacernos regresar a la casa más frustrados e impotentes que contentos.
    Pero no siempre debe ser ese el resultado y nuestra actitud es la que puede inclinar la balanza a favor y si le sumamos un poquitín de suerte de no toparnos con alguien que tenga su mal día, el resultado puede ser de satisfacción total!
    Un beso y gracias por compartir tus experiencias!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: