Primero lo primero

  ¡No tengo ganas de hacer nada! Había planificado hacer muchas cosas hoy pero con este cansancio… buff, ¡no puedo con mi cuerpo! Solo de pensar en toooooooodo lo que tengo que hacer, me agoto. Todos nos decimos frases como estas de vez en cuando, sentimos un cierto desánimo por la correlación inversa que vemosSigue leyendo “Primero lo primero”