Exigidez y Realistez

Exigidez y Realistez eran dos amigas muy amigas que se querían mucho, pues se conocían desde hacía mucho mucho tiempo y habían compartido muchas experiencias vitales importantes, prestándose mucho apoyo la una a la otra.

Las dos eran encantadoras, trabajadoras, buenas personas, pero había una diferencia grande entre Exigidez y Realistez: su forma de planificar y los resultados que obtenían con ello.

Como eran muy amigas, hablando un día se hicieron un mismo propósito: plantar árboles para repoblar el planeta, pues veían que estaba muy necesitado de ayuda humana.

Exigidez se dijo,- ¡qué buena meta! Ahora tengo una buena causa a la que dedicar mi tiempo, la semana que viene voy a plantar un árbol cada día: el lunes uno, el martes otro, el miércoles otro… ¡qué ilusión! Voy a ser la mayor plantadora de árboles del planeta – Y se fue muy contenta a trabajar, le contó a todo el mundo lo que iba a hacer y la gente la miraba con admiración… ¡oh! Exigidez… ¡eres la caña d’España!

Realistez sin embargo, se dijo… – ¡qué bien! ¡Cómo me motiva hablar con mi querida amiga Exigidez! Hemos definido una meta realmente genial. Ahora voy a ver cómo la integro en mi día a día. Teniendo en cuenta  todas las cosas que hago cada semana: trabajar, me encanta bailar, ver a mis amigos, limpio, cocino… el día de la semana que tengo más despejado para plantar árboles es el sábado, así que voy a plantar un árbol cada sábado, ¡qué bien!

Después de un intenso fin de semana, llegó el lunes y Exigidez recordó su propósito de plantar un árbol cada día… ¡se sintió abrumada! Y pensó… – bueno… YO LO VOY A INTENTAR y ya si eso… planto alguno menos… – Llegó el martes, y se sintió un poquito más abrumada, el miércoles… su ánimo iba decayendo… – ¡no consigo nada de lo que me propongo! ¡Soy un desastre! ¡No puedo confiar en mi misma!… ¡Qué van a pensar de mi los demás! –.

Cuando llegó el domingo y comprobó que no había plantado ningún árbol… lejos de reducir su planificación, se dijo: la semana que viene voy a plantar 2 árboles cada día… así al menos planto uno… que si no me obligo UN POCO… ¡¡no voy a hacer nada!!

Pasaron 3 meses, Exigidez y Realistez se volvieron  a encontrar, se contaron sus experiencias y resultados: Exigidez había plantado 1 árbol… Realistez 12… y lo más importante era cómo se sentía cada una de ellas… Ese día Exigidez aprendió que “vale más un gramo de acción que una tonelada de intención” y lo tuvo en cuenta desde ese momento, cada vez que se planteó conseguir algo nuevo… y colorín colorado, este cuento lo sigues tú con lo planificado… ;D

Y tú… ¿a qué personaje te quieres parecer?

Diapositiva1


6 responses to “Exigidez y Realistez

  • metenplacoaching

    Me encanta Lola, que bueno!! ya ves… como me siento identificada con este cuento, sobretodo con la versión de Exigidez, jejej, bueno te animo a seguir en la linea cuentera o cuentista, como se diga, que además siempre una historia sencilla contada con un ejemplo metafórico se nos queda mucho antes que igual decirlo simplemente. Feliz semana y a tomar nota!! Un besazoooo

    • Lola Hernandez. Coaching.

      Gracias Merche! Yo empecé siendo una “Exigidez” muy exigidez… y después de un apasonante camino lleno de aventuras… Ahora puedo decir que cada día soy más “Realistez”, aunque Exigidez de vez en cuando viene a recordarme que si me descuido… puede volver en cualquier momento. Ha sido mi primer cuento, ójala la inspiración llegue más veces en esa dirección y haya muchos más… Yo estaré atenta… Un besazo y gracias

  • María

    ¡Me ha encantado este cuento! Imagino que está dirigido a todas las Exigez que deberían ser más Realistez… Me llevo muchas cosas buenas, sobre tdoo lo de “más vale un gramo de acción que una tonelada de intención!

    • Lola Hernandez. Coaching.

      Gracias María! Efectivamente… somos muchas Exigidez… demasiadas… y Realistez nos ha dado una buena lección en este cuento. Ya te contaré que tengo más planes hablando de cuentos… ¡Suerte con los tuyos el domingo! ;D

  • tati

    Lolaaaaaa!!!! que bueno. Y que real…. Voy a intentar acordarme más de este estupendo cuento para ponerlo en practica…. Gracias, hermana querida. Besazos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: