Pídelo bien

 

¡Hola! Hoy quiero compartir otra herramienta que considero muy útil para el buen desarrollo de nuestras relaciones y de nuestra autoestima.

Es una de las herramientas que recoge el ya mencionado y recomendado libro de Olga Castanyer: La Asertividad, y sirve para hacer peticiones de forma asertiva.

Bien sea porque hemos aprendido que pedir es sinónimo de debilidad – las personas fuertes no piden, son capaces de proveerse siempre por ellas mismas de todo lo que necesitan – bien porque carecemos de habilidades sociales suficientes para hacer peticiones de forma correcta, es frecuente que nos resistamos a pedir y/o que cuando lo hagamos, lo expresemos de una forma autoritaria, con la que consigamos lo contrario de lo que pretendíamos, o bien, utilicemos un estilo tan inhibido que la persona no sepa entender lo que estamos queriendo. Por tanto, aquí va una herramienta, bastante sencilla, que nos puede aportar mucho en este tipo de circunstancias.

Además es una de esas herramientas que yo considero fácil de utilizar, pues a diferencia de otras que ya hemos visto que requieren de una intervención no planificada – como por ejemplo la técnica de los 4 pasos de Talane Miedaner – las peticiones sí las podemos preparar con tiempo.

3Para utilizarla, podemos seguir los siguientes pasos:

1º Aclárate: ¿Qué es exactamente lo que quieres pedir? ¿Qué quieres conseguir con tu petición? Por ejemplo: quiero que mi jefe me autorice a salir un par de horas antes los viernes, para ir a clase de inglés.

2º Busca el momento: tómate tiempo para preparar lo que vas a decir y pide a la persona objeto de tu petición que te diga qué momento sería bueno para ella. En nuestro ejemplo: Jefe, ¿tienes un rato esta tarde para comentarte un tema? No serán más de 15 minutos.

3º Describe la situación o comportamiento: con claridad y concisión, no te enrolles si quieres que te sigan… En nuestro ejemplo: ya sabes que habitualmente cumplo con los horarios de trabajo, incluso cuando es necesario, suelo alargar mi jornada.

4º Haz tu petición de forma clara y concreta: otra vez, no te vayas por los Cerros de Úbeda… En nuestro ejemplo: durante 3 meses, necesitaría salir 2 horas antes los viernes, para hacer un curso de inglés intensivo que me han recomendado.

5º Señala el beneficio mutuo: piensa en ganar – ganar y ofrece una contrapartida. En nuestro ejemplo: de esa forma dejaría de poner objeciones cada vez que me intentes pasar a un cliente angloparlante y nos acercaríamos más al logro de los objetivos comerciales.

¿Fácil no? Te recomiendo que memorices estos 5 sencillos pasos y los pongas en práctica con cualquier petición, por sencilla que sea, de forma que vayas incorporando esta nueva herramienta, con la práctica, pues ya he dicho muchas veces lo que pasa si solo la lees… ;D


2 responses to “Pídelo bien

  • Patricia Valenzuela G.-Stein

    Muchas gracias Lola por estos sabios consejos que aunque yo no tenga jefe de trabajo……..tengo uno en casa y los consejos tambien me sirven.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: