La Decisión

 

Todos los que vivimos en otro país, y algunos de los que decidieron quedarse, hemos pasado por eso: las cosas no van bien en tu entorno, llevas tiempo buscando trabajo y no encuentras nada “de lo tuyo”, si eres de los afortunados que consigue encontrar un trabajo para el que estás claramente “sobrecualificado”, la retribución que recibes a cambio difícilmente se puede llamar así… A tu alrededor el panorama no es mejor, la gente de tu entorno está en situaciones similares, algunos incluso peor con más que serias dificultades para llegar a fin de mes, otros pocos, conservan su trabajo de “antes de la crisis” y aunque les han bajado un poco las percepciones están algo mejor que el resto…

Ante esta situación te planteas lo que nunca se te hubiera pasado por la cabeza… después de todo, siempre decimos eso de que “como en España, ¡En ningún sitio!”… y un buen día te encuentras reflexionando sobre otras opciones…  ¿Y si me voy a otro país?

Con este post pretendo aportar algunas reflexiones, a la luz de la experiencia personal y ajena que he ido viviendo desde que estoy en Múnich, que tal vez puedan ayudar a pensar a personas que en este momento se estén planteando salir del país a ganarse la vida.

Es posible encontrar oportunidades en otro país, si bien antes de dar el paso, conviene tener en cuenta algunas cosas:

–          Necesitas tener los mejores conocimientos posibles del idioma local; si no lo hablas bien, tus posibilidades de encontrar trabajo se reducen nuevamente a las de puestos para los que vas a estar nuevamente sobrecualificado. Además, ten en cuenta que desde que te bajes del avión se va a hablar ese idioma, y todas las gestiones que vayas a hacer, serán en ese idioma…

–          En otros países también hay crisis, paro, picaresca y corrupción. Venir a la aventura… sin trabajo y sin casa, a un país en el que no conoces el idioma, puede ser “salir de Málaga para meterte en Malagón…”.

–          Necesitarás adaptarte a una nueva cultura.

Por tanto, si decides venir, prepárate bien antes: haz un curso intensivo del idioma, infórmate muy bien de todos los aspectos legales y administrativos, extrema las precauciones, haz un viaje previo para tomar contacto, rematar la búsqueda de piso y de un puesto de trabajo.  Ahorra un poco para tener un colchoncito. Armate de paciencia y flexibilidad, las necesitarás para adaptarte a la nueva cultura de tu país de acogida, para que llegue un momento en el que puedas descubrir que como en España… o incluso mejor… se puede vivir en muchos sitios…

Decidas lo que decidas, felicítate por tu determinación, por no conformarte con menos de lo que mereces, por buscar y crear oportunidades aquí o allí, porque siempre hay opciones. Y recuerda que esta crisis también pasará… lo hacen todas… Aprovéchala para crecer y desarrollar tu potencial, ese que no sale hasta que no lo necesitas…

CIMG2363


4 responses to “La Decisión

  • theinmigrant

    El comentario es apropiado, porque muchas veces la “decisión” es peor de lo que tenemos. Es importante valuar que tenemos y que nos hace falta y prepararnos. Mucha gente emigra sin estar preparado, solo por desesperación. Muy buen artículo

    • Lola Hernandez. Coaching.

      Gracias The Inmigrant, yo también lo creo… por eso el insistir en prepararse bien antes… Al menos tener de antemano la mayor información posible, para no generar expectativas poco realistas… Gracias de nuevo!!

  • Xavier

    Apreciada Lola, buenas recomendaciones para leer, ponerlas en practica es poco menos que imposible. Para ganar uno tiene que arriesgar y riesgo implica incertidumbre. Afrontar otra cultura no se prepara, se ha de vivir en el ruedo. Tienen los toreros clases teoricas, acaso?
    Muchos y cordiales saludos Xavi

    • Lola Hernandez. Coaching.

      Jaaaaaa jajajaja, gracias Xavi por tu, como siempre, interesante aportación. Me ha gustado mucho el símil que utilizas con los toreros… Yo tampoco creo que sea fácil… y desde luego, el prepararte antes no te va a evitar liadiar unas cuantas “corridas”, por seguir con el símil taurino. Lo que sí creo es que conviene estar bien informado antes y saber que sin el idioma, sin trabajo y sin casa, las posibilidades de “hacer una mala faena” son muchas… Gracias de nuevo figura!! Otro saludito, Lola

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: